El Desván colabora con...

martes, 14 de noviembre de 2017

Mi opinión nº141 "Si fuera un caballero, pero no lo soy" de Ailin Skye.



¡Hola mis delicias!
¡Os voy a acribillar a opiniones!
Pero es que me tengo que poner al día con toda la lectura que tengo acumulada al no haber podido estar al cien por cien.
Pero bueno, mientras dure aquí estaremos :)
Hoy os traigo mi opinión sobre...
"Si fuera un caballero, pero no lo soy"
de Ailin Skye.
Quiero agradecer a la autora el envío del ejemplar en digital para su lectura.
¡Muchas gracias!
Y sin más demora...
¡Vamos allá!



Autora: Ailin Skye
Autopublicado
ASIN: B07581TY44
Género: Romántico
Número de páginas: 355
Si fuera un caballero, Joe jamás posaría los ojos en la suculenta mujer que chocó contra él un día cualquiera. Si fuera un caballero, tendría continuamente presente las razones por las que él no es la persona adecuada para una mujer ejemplar, viviendo en un pueblo pequeño. Si fuera un caballero, simplemente, se ceñiría al plan inicial, en su intento por sanar a su hermana y olvidarse de lo que él fue en un tiempo, no muy remoto. Si fuera un caballero... Pero él no lo es, y eso sera un gran problema para Lynette, quien descubrirá lo que, verdaderamente, no hace un caballero. ¿Y tú? ¿Estás lista para conocer esta historia?



La historia se desarrolla en un pueblo llamado "Buena Esperanza". Joe y Sandra, su hermana, se trasladan a vivir a una casita para, de alguna manera, poder desconectar y comenzar de cero. Joe necesita dejar el pasado atrás y centrarse en el cuidado de Sandra y ella necesita de tranquilidad y el apoyo de Joe para recuperarse. Lynette es una profesora de primaria muy querida por todos, excepto por sí misma, ya que tiene muchos complejos con su cuerpo. Ella y Joe un día sufrirán un percance y él ya no podrá deshacerse de su delicioso olor a vainilla. Mientras se va fraguando algo entre ellos... se van sucediendo situaciones muy extrañas y sospechosas. El pueblo de Buena Esperanza será testigo de muchos acontecimientos desagradables. Joe asegura que no es un caballero pero... a veces, las apariencias pueden engañar... o no, a ver qué opina Lynette... 

Cuando Ailin me ofreció su novela para leerla no lo dude y, debo decir, que la devoré en muy poco tiempo.
Lo dicho, he disfrutado mucho de esta novela y os explicaré el porqué junto a lo que os suelo comentar siempre, es decir, pluma de la autora, personajes, impresiones y qué vais a encontrar en esta novela. 

Nuestros personajes principales son Lynette y Joe que, dicho sea de paso, los adoro, aunque en más de una ocasión me han dado ganas de darles más de un pescozón. 

Joe es un hombre muy atractivo, selectivo, arrogante en ocasiones y bastante inseguro respecto a según qué temas. Es muy protector, paciente y sobra decir que muy apasionado. Amigo de sus amigos y una persona muy generosa. 

Lynette es una mujer que ama su trabajo sobre todas las cosas. En el terreno amoroso ha sufrido mucho, con lo cual, se ha vuelto muy insegura y desconfiada. Tiene un carácter desenfadado, es cariñosa y tiene bastante genio si le tocan la moral, pero a su vez, si le dan donde más le duele se hace pequeñita, dándoles a esas horribles personas más munición para atacarla. Aún así es perseverante, justa y muy tolerante. La aparición de Joe pondrá su mundo patas arriba. 

Hay un gran elenco de personajes secundarios, los cuales todos tienen voz durante el desarrollo de la trama, incluidos los antagonistas y es algo que resulta muy refrescante y llamativo. Los que más me han llamado la atención son...

Regi: una pelirroja bajita con un carácter de mil demonios y un vocabulario que escandalizaria al más pintado. Es la mecánica del pueblo y una de las mejores amigas de Lynette. Es un auténtico caso y le da vidilla a la historia con su desparpajo y carisma.

Myrna: compañera de trabajo y también amiga de Lynette. Una chica con cicatrices, tanto internas como externas. Al igual que Lynette, es muy insegura por su físico, es una chica encantadora y bastante reservada, excepto con sus dos amigas. 

Sandra: hermana de Joe. Una joven encantadora, cariñosa y carismática, pero debido a un incidente que sufrió la paciencia y la perseverancia no son su fuerte. 

Carmen y Leo: ella se encarga de la casa de Joe y de Sandra y él es un notario que aprecia a Lynette como a una hija. 

Bryston y Dalton: amigos y compañeros de trabajo de Joe. Me da que estos dos van a dar mucho de qué hablar con dos vivarachas que yo me sé... 

La pluma de Ailin es sencilla y coloquial como la vida misma, pero a su vez con una profundidad, unos puntos de inflexión, reflexiones y un humor que son una auténtica delicia. La historia es simplemente fantástica. Al comienzo de su lectura, en las primeras páginas admito que me quedé ojiplatica y pensando...¿qué fuerte empezamos, no? pero con una simple palabra (que no voy a mencionar porque haría spoiler) se me escapa un ¡Ostras!, así como os lo cuento y después de el primer contacto, por mí parte, con Lynette me dije... ¡esta historia promete! y así ha sido. 

El hecho de que los personajes sean carismáticos, imperfectos y tan cercanos es algo que me apasiona. La manera que tiene la autora de plasmarlos de una manera tan normal, con sus defectos y virtudes que, para nosotros y nosotras son tan cotidianos, hace que conectes en todo momento con ellos y ellas porque en ciertos momentos puedes verte reflejado/a en muchas de sus situaciones. 

Retomando lo que me ha parecido la historia os aseguro de que no puede ser más completa. Ya no solo toca el tema romántico o erótico, si no que hay muchos más frentes abiertos, tales como las infidelidades, obsesiones enfermizas, minusvalías, docencia, malversación de fondos, prejuicios, reflexiones, complejos y defectos, maltrato psicológico y un largo etcétera que te mantienen en una constante tensión y, no hay ni un estado de ánimo del que consigas librarte. 

Felicitar a Ailin por escribir, ya no solo una novela con sus toques picantes, sino muchísimas cosas más, cosas importantes que trata con un mimo, un cariño y un respeto que realmente son envidiables. Las escenas de pasión son las justas y necesarias sin llegar a ser cargantes en absoluto. Son descritas de manera apasionada pero con mucho tacto, haciendo que en ningún momento se puedan considerar soeces. 

La historia está narrada en tercera persona por ambos protagonistas durante toda la novela añadiendo el aliciente, como os he comentado anteriormente, de que los personajes secundarios y antagonistas forman parte activa de principio a fin. 

El libro consta de 355 páginas, divididas en un prólogo, 39 capítulos de extensión media y un epílogo. El libro es autoconclusivo aunque es el primero de una serie, pero como bien os he comentado, su final es cerrado algo que verdaderamente se agradece. 

"Si fuera un caballero, pero no lo soy" es una historia llena de trama policíaca, acción y suspense en la que surge una historia de amor entre dos seres imperfectos que se aceptan tal cual son. A un lado quedan los estereotipos de chicas delgadas con medidas de 90-60-90, no somos simplemente un físico, hay más... mucho más en nuestro interior, que debemos aceptarnos y querernos y, sobre todo, ser felices y sentirnos a gusto con nosotr@s mism@s. Los pueblos pequeños pueden ser dañinos pero con entereza y la verdad por delante se llega a cualquier parte. Esta historia reafirma el dicho de que los polos opuestos se atraen y que, el pasado si no es agradable, es mejor que se quede ahí, en el pasado. Sin duda no puedo hacer otra cosa que recomendaros su lectura. 


Gabriela Orendain Díaz escribe bajo los seudónimos de Ailin Skye / Naitora McLine. De origen mexicano nació un dos de julio de 1975 en la Ciudad de México. Desde niña vivió influenciada por las letras gracias a su abuelo que no dudó en compartir con ella su pasión literaria. Su vida dio un giro al cruzar “El gran charco” para alcanzar un sueño. Y ya viviendo en España comenzará a prepararse como escritora. Escribió su primera saga Las cuatro atalayas con los libros El amor de Björn y La pasión de Dammant, bajo el seudónimo de Naitora como coautora junto a Verónica Thorné. De forma individual y bajo el seudónimo de Ailin Skye auto editó una antología de cuentos eróticos; Érase una vez. Posteriormente continuó con una saga romántica/fantástica. Dando a conocer su primer volumen: El beso de marfil. De carácter inquieto no ha dudado en probar con la comedia contemporánea y erótica al escribir Ñam Ñam Ñumi Ñumi y TRES NO SON MULTITUD, libro que alcanzó en el 2015 los primeros puestos de ventas por tres meses seguidos. Después de una ausencia de casi dos años, por fin regresa con una nueva comedia: Si fuera un caballero, primero de una serie llamada Pero no lo soy.



    




¡Pues hasta aquí la entrada de hoy!
Espero que os haya gustado y si es así, por favor, comentad y seguid al Desván...
¡Que siempre se agradece!






4 comentarios:

  1. Gracias por la reseña, llevo tiempo con este libro entre Mis deseos... por decirlo de alguna forma y creo que lo voy a subir de puestos. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Guapa!!!!! buenos días,me gustan mucho tus reseñas y sin duda por lo que cuentas tiene buena pinta. Me lo apunto.Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me has dejado tan emocionada, sin palabras y con lágrimas en los ojos. Gracias por entender esta historia y hacerla tuya, gracias por darles hueco en tu corazón a mis chicos y permitir que entrasen en el. Gracias por leerle... Gracias

    ResponderEliminar
  4. ¿Qué te decimos desde Locas del Romance? Que gracias por esta reseña, que definitivamente dejas en la piel las emociones que te han provocado.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar

UN BLOG SE ALIMENTA DE COMENTARIOS, NO TE VAYAS SIN DEJAR EL TUYO, PROMETO DEVOLVERLO EN CUANTO PUEDA. MUCHAS GRACIAS! BESOS MALLORQUINES!!