El Desván colabora con...

martes, 3 de abril de 2018

Mi opinión nº171 "Quiero una vida (im) perfecta contigo" de Lina Galán.

¡Buenos días mis delicias!
Hoy os traigo mi opinión sobre un libro que me ha encantado.
"Quiero una vida (im) perfecta contigo"
de Lina Galán.
Quiero agradecer a Zafiro, sello digital de Planeta de Libros, el envío del ejemplar en digital para su lectura.
¡Muchas gracias!
Y sin más demora...
¡Vamos allá!


Autora: Lina Galán
Editorial: Planeta
Sello: Zafiro
ISBN: 978-84-08-18200-9
Género:Romántico/Erótico/Contemporáneo
Número de páginas: 308
Me llamo Sofía y soy escritora. Una importante editorial me acaba de publicar Marcel y yo, mi primera novela romántica, que está siendo un auténtico bombazo. En el plano personal no me puede ir mejor: vivo en un precioso dúplex, con un novio perfecto, y tengo las mejores amigas del mundo. Vamos, que mi vida es maravillosa. O lo era, hasta que a mi editora se le ocurrió gritar a los cuatro vientos que Marcel y yo era una obra autobiográfica. Por su culpa, ahora necesito a un Marcel. Pero lo único que he conseguido ha sido un Álvaro. Y a mí me gusta más Marcel. Pero sólo tengo a mano a Álvaro. Y no puedo dejar de pensar en él... en Álvaro. No, en Marcel... En los dos... ¡Qué desastre! En estos momentos ya sólo me queda echar mano de mi inseparable agenda rosa y ponerme a apuntar cada paso que debo dar, como hago siempre para tenerlo todo controlado: Dejar de enamorarme de mis protagonistas. No volver a pensar en liarme con Álvaro. Hacer más caso a mis amigas de vez en cuando. Ignorar por completo los consejos de mi madre...


He de decir que cada vez que leo alguna nueva novela de esta autora más me gusta. No voy a añadir nada más ya que considero que la sinopsis nos pone bastante en antecedentes del argumento de la historia, aunque os daré alguna que otra pincelada durante el desarrollo de esta, mi opinión. Como siempre os voy a hablar de los personajes, tanto principales como secundarios, pluma de la autora, mis impresiones y lo que creo que podéis encontrar en esta historia. 

Voy a dar comienzo dándoos a conocer a nuestros protagonistas: Sofía y Álvaro

Sofía: es una escritora de novelas de suspense y, al final, se atreve a salir de su zona de confort y escribir una novela romántica que causa furor entre sus lectoras. Su niñez fue de todo menos tranquila, de ahí que necesite saber de antemano cada paso que se va a dar. Una mujer que lo tiene todo calculado al milímetro en su indispensable agenda, es una persona que tiene que tenerlo todo controlado y odia los contratiempos que puedan desbaratar su férreo control sobre todo lo que tenga que ver con su vida en general. Es una mujer reservada, discreta, prudente y tradicional, hasta que su editora se la lía parda diciendo que Marcel existe poniendo su ordenada vida patas arriba. En una carrera contrarreloj, tiene que encontrar un hombre que cumpla con las características de su personaje masculino. Una vez que encuentra a Álvaro los problemas y quebraderos de cabeza darán comienzo desde el minuto uno, ya que no lo podrá ni ver por varios motivos, pero el principal es que es un tipo sin oficio ni beneficio. A su vez, tiene una faceta, la cual debe ser acicateada con "algo" en particular, que hace que se desinhibida, saque su lado más divertido y no tenga filtro a la hora de expresarse y dar su opinión, siendo brutalmente sincera y sintiéndose feliz. Su cercanía con Álvaro hará que su cabeza sea un hervidero de contradicciones, ya que no sabe si la atracción tan devastadora que siente es porque le atrae Álvaro, el hombre, o Marcel, el personaje, ya que los dos tienen un carácter muy parecido, por no decir idéntico. 

Álvaro: un hombre que ha pasado de tenerlo todo a no tener nada. Una mano negra impide que consiga trabajo en ninguna compañía. Comparte piso con sus dos amigos, Miguel y Carlos. Como necesita ingresos sea como sea, decide aceptar hacerse pasar por un personaje de una novela romántica llamado Marcel. Cuando conoce a Sofía su primera reacción es de rechazo ya que le mira por encima del hombro, la considera una pija altiva y prepotente, aparte de una estirada y remilgada de manual. Es atractivo a rabiar, con mucho carisma y carácter, culto y, sobre todo, leal. Después de su última relación no se fía de que las mujeres vayan solo por el interés y no por la persona que es. Sus tira y afloja con Sofía no tienen precio y los disfruta como un bellaco, aunque no puede negar lo atraído que se siente por ella. 

En lo que respecta a los personajes secundarios, os aseguro que la autora no da puntada sin hilo. Todos y cada uno de ellos tienen mucho que aportar y decir, ninguno está de relleno, absolutamente todos tienen una gran relevancia, formarán parte en muchos de los giros que da la historia y, junto a los protagonistas, aportarán más dinamismo si cabe a la novela. 

De todo el elenco me quedo sin duda con... 
Estela: editora de Sofía. Un espécimen de mujer digno de estudio. Es la causante de todo el desaguisado que se monta. 

David: el perfecto novio de Sofía. Su carácter encaja a la perfección con el de su novia. Es igual de comedido, discreto, organizado...todas esas cosas... ¡No veáis con la mosquita muerta!

Sandra: una de las mejores amigas de Sofía. Trabaja en la editorial de su amiga en el departamento de diseño. Tiene un carisma y una vitalidad envidiables, a veces es un poco melodramática y una romántica empedernida. Es uno de los grandes apoyos de Sofía

Noelia: la otra mejor amiga de Sofía. Tiene un alto cargo en una empresa de publicidad y se ha convertido en una adicta al trabajo. Usa a los hombres como kleenex y huye de las relaciones estables como de la peste. 

Hugo: un chico fantástico además de atractivo, tiene más paciencia que un santo y se conforma con lo que le dan. Por amor es capaz de lo que sea... ¿Quién será la afortunada?. 

Miguel: amigo y compañero de piso de Álvaro. Es científico y le gustan las mujeres más que comer con los dedos. Es en ocasiones bastante vacilón y cansino, pero en el fondo es un cacho de pan. 

Carlos: el otro amigo y compañero de piso de Álvaro. Es un friki de los ordenadores y trabaja impartiendo clases de física en la Universidad. Es un chico un poco raro y muy callado, vive en su mundo y no es muy social que digamos 

Jaime: la mano negra que impide que Álvaro consiga trabajo en su especialidad. El lazo que les une no impide que se lleven a matar por circunstancias que sucedieron en el pasado. Alguien se encarga de provocar con argucias y malas artes que se distancien. 

Míriam: la causante de dicha rencilla entre Álvaro y Jaime. Una mujer manipuladora, retorcida, aprovechada y clasista. 

Elena: madre de Sofía. Una mujer que, en su locura y miedo a la soledad, arrastra a su hija desde pequeña de un lado a otro. No es un ejemplo, pero a su vez, es una persona digna de lástima por su complejo de Peter Pan y su comportamiento. Gracias a Dios Sofía es la antítesis de su madre. 

Los personajes que crea Lina son magníficos, con un carisma y un carácter sin igual, sin sentido del ridículo y naturales a más no poder. Son activos, para nada lineales y con una fuerza y arrojo que te ganan enseguida. 

La pluma de Lina es una auténtica delicia. Fluida, con un lenguaje coloquial fabulosamente desarrollado, con una gran profundidad, toques de humor y erotismo a raudales. Los diálogos son frescos y constantes, de lectura rápida y para nada densos, al igual que la historia. El planteamiento, el nudo y el desenlace están muy bien estructurados y desarrollados. Hay un equilibrio maravilloso entre los tres puntos y no deja ningún cabo suelto. El libro es un volumen independiente y autoconclusivo con un final perfectamente cerrado. 

Las escenas de pasión son descritas de una manera muy ardiente y divertidas, algo a destacar de la autora que convierte el sexo, no solo en el acto en sí, sino en algo que aparte de estremecerte, consigue sacarte una sonrisa. 

La historia está narrada en primera persona y en presente por Sofía y Álvaro, algo que como siempre digo, me fascina por el hecho de conocer el punto de vista de ambos, aparte de hacer que empatices y conectes más con ellos, sobre todo porque es muy divertido el hecho de que sean tan dispares.

El libro consta de 308 páginas, divididas en 35 capítulos de extensión media, un prólogo y un epílogo.

¿Mis impresiones? 
Considero que es una novela que no hay que dejar escapar por lo divertida y amena que es. He disfrutado mucho de su lectura, me he reído a carcajadas, me he enfadado, he suspirado y pasado mucha pena con los problemas y preocupaciones de ambos. Me ha encantado que Lina se haya podido explayar al ser la protagonista una autora también. La pasión que expresa a través de Sofía hacia la literatura, el miedo y la expectación por saber si la novela va a gustar, el momento en que llegan las musas para crear magia, la desesperación de las lectoras por conocer a sus ídolos literarios, la camaradería entre colegas, escriban el género que escriban es apasionante. Me he reído mucho con los "gases" de Sofía, con la pérdida de un tren, un coche requisitos, un pueblo recóndito, una canción determinada que te harta por el título y acaba convirtiéndose en algo único y especial entre dos personas, los momentos de sinceridad y libertad de Sofía, los monólogos internos de ambos protagonistas, los cuales, no tienen desperdicio. He pasado malos momentos, sobre todo de impotencia por culpa de los prejuicios, las falsas impresiones y la falta de comunicación. He empatizado con la Sofía niña y su necesidad de que nada escape a su control, he comprendido la impotencia de Álvaro ante las trabas que le ponen en el camino para evitar sentirse realizado y poder avanzar, pero a su vez, el hecho de que todos los bienes materiales están sobre valorados ya que, las cosas más sencillas, son las que más felices pueden llegar a hacernos. Me he emocionado cuando ambos se abren y muestran su lado más vulnerable, me lo he pasado pipa con los amigos de ambos a los que no les gusta un jaleo ni nada, la manera que tiene la autora de transmitirnos que debemos aceptarnos tal y como somos, mostrar nuestros sentimientos, no perder la esperanza y sobre todo evolucionar, ser libres, perdonar y mostrar lo mejor de uno mismo, que el dejarse llevar sin normas preestablecidas es fantástico, liberador y muy esclarecedor. Y sin duda creo que es una verdadera maravilla el ser perfectamente imperfecto, ya que le da color y sentido a la vida. 

Por norma general os suelo poner mi conclusión, pero creo que con mis impresiones, y que conste que no son todas por no contar más de la cuenta, esa conclusión no es necesaria. Por supuesto que recomiendo su lectura sin duda alguna. 

Vivo en Lliçà d’Amunt, un pueblo cercano a Barcelona, junto a mi marido, mis dos hijos adolescentes y dos gatos. Después de años alejada de los estudios, porque nunca es tarde, obtuve hace poco el título de Educadora Infantil, algo vocacional que llevaba demasiado tiempo deseando hacer, aunque ejercer en estos tiempos haya resultado demasiado complicado. Y como yo parezco hacerlo todo un poco tarde, hace sólo algo más de un año decidí autopublicar mi primera novela, a la que ya han seguido algunas más. De esta experiencia maravillosa sólo puedo tener palabras de agradecimiento para mi familia, la auténtica sufridora de mis horas frente al ordenador, y para tantas y tantas personas que me han apoyado, animado y felicitado, tanto cercanas como en la distancia. Y sobre todo para esos lectores que disfrutan con mis historias, sin los que toda esta locura, a estas alturas de mi vida, no hubiese podido ser una realidad.



  




¡Pues hasta aquí la opinión de hoy!
Espero que os haya gustado y si es así, por favor, comentadla y seguid al Desván...
¡Que siempre se agradece!






No hay comentarios:

Publicar un comentario

UN BLOG SE ALIMENTA DE COMENTARIOS, NO TE VAYAS SIN DEJAR EL TUYO, PROMETO DEVOLVERLO EN CUANTO PUEDA. MUCHAS GRACIAS! BESOS MALLORQUINES!!