El Desván colabora con...

viernes, 4 de mayo de 2018

Mi opinión nº178 "Todas mis canciones son para ti" de Cristina González.

¡Buenas tardes mis delicias!
Cada vez que la salud me lo permite me paso por el blog para compartir con vosotr@s algunas de mis últimas lecturas.
Hoy os traigo mi opinión sobre una de ellas.
"Todas mis canciones son para ti"
de Cristina González.
Antes de dar comienzo quiero agradecer a Principal de los Libros y a su sello Chic, el envío del ejemplar para su lectura.
¡Muchas gracias!
Y sin más demora...
¡Vamos allá!



Autora: Cristina González
Editorial: Principal de los Libros
Sello: Chic
ISBN: 978-84-16223-33-6
Género: New Adult
Número de páginas: 349
Un beso y un bofetón cambiarán su vida… Leire sueña con triunfar en la música. Un día asiste a un concierto de Aaric Lodge, y, sin esperarlo, la invitan a subir al escenario. Tras cantar una canción con él, Aaric la besa, y ella responde con un bofetón. Lo que Leire no sabía era que su vida cambiaría por completo a partir de ese momento. ¿Podrá Leire resistir la tremenda química que hay entre ambos?



Quién le iba a decir a Leire que a raíz de quedarse parada... De un golpe de suerte... Un concierto... Una canción... Un beso y un bofetón... Su vida iba a dar un giro de 180 grados. La canción, El beso y el bofetón traerán cola, ya que el receptor del tremendo tortazo es, nada más y nada menos que el famoso cantante Aaric Lodge. Desde ese momento se verá asediada a través de las redes sociales por las fans del cantante y, después de reencontrarse con él tras el incidente, y que Aaric le proponga algo que les beneficie mutuamente, Leire no volverá a ser la misma. El mundo de la fama y de la música es un arma de doble filo y, no sabrá o no se verá capaz, de gestionar todo lo que implica dicho mundo, y para colmo Aaric tiene auténtica fijación con ella y ella en cambio no lo soporta, ni a él ni a las letras de sus canciones. Se verán obligados a entenderse por el bien común y, como suele decirse, el roce hace el cariño... O no. ¿Quién sabe cómo acabará la historia de estos dos?. La música los une, pero la realidad es otro cantar... 

La verdad es que es lo primero que leo de la autora y me ha gustado, aunque hay algún que otro matiz que os daré a conocer a lo largo de la opinión, que no ha hecho que disfrute de la novela en su plenitud. De momento voy a dar comienzo hablando de los personajes, principales y secundarios, pluma de la autora y mis impresiones. 

Nuestros personajes principales son Leire y Aaric

Leire: una chica de veinticuatro años, profesora de primero de infantil que vive la mar de feliz en su pisito de cuarenta metros cuadrados. Es una persona muy independiente y auto suficiente, se independizó joven y disfruta volando sola. Le encanta la música, de hecho canta y toca la guitarra en la soledad de su habitación, se graba y después cuelga los vídeos en su canal de YouTube. A su vez, tiene un blog en el que cuenta sus impresiones y el hecho de vivir sola, es decir, como una especie de diario. Es una chica extrovertida, dinámica y divertida a la par que bastante insegura, desconfiada, celosa y con mucho carácter. Al quedarse en el paro se le viene el mundo encima, porque no sabe que va a ser de su futuro a partir de ahora. Un golpe descomunal de suerte hará que gane en tranquilidad. Su amiga Lorena la invita al concierto de un cantante que ella ha escuchado por la radio y no le ha hecho mucha gracia. Una de sus canciones, concretamente su letra una vez traducida con San Google, le ofenderá sobremanera y cantará esa misma canción modificada por ella en la que, al final de la interpretación, lo más bonito que dirá, dirigiéndose a él, es misógino y capullo. Al final acabará cediendo y acudirá al concierto. Aaric le hará subir al escenario para que cante con él, la besara y ella le soltará un bofetón, el primero de muchos... Quedará muy tocada debido a la repercusión de sus actos, las fans se la comerán por las redes sociales. Al ser una chica que no le gusta llamar la atención, cederá a la proposición que le hará Aaric para, en cierto modo, recuperar su anonimato. Se sentirá desconcertada ya que, le atrae y le repele a partes iguales. Al final se dejará llevar y nada volverá a ser como antes. No es consciente de que van a cambiar muchas cosas en su vida, tanto a nivel personal como profesional, y va a necesitar de toda su entereza para salir a flote. 

Aaric: un cantante de renombre que triunfa allá donde va. Es una persona que no le gusta depender de nadie, entra y sale cuando le da la gana sin dar ningún tipo de explicación. Es adulador, petulante, bastante soberbio y siempre consigue lo que quiere, pero a pesar de todo tiene un lado tierno y protector que encandila. Cuando en el concierto, la chica con la que canta y a la que, en un acto impulsivo, besa, le suelta tremendo bofetón y no puede evitar que su curiosidad se dispare y necesite saber más de ella. Es un profesional en su trabajo y un verdadero adicto al mismo, lo que hará que cuando estreche lazos con Leire resulte un auténtico problema. 

En lo que respecta a los personajes secundarios, he de decir que hay bastantes, pero os voy a dar a conocer a los que, a mi parecer, tienen más relevancia y tirón en la historia. 
Y ellos son... 
Lorena: mejor amiga de Leire. Trabaja en un hospital en su primer año de residente. Es una chica responsable, atenta, práctica, eficiente y muy integra. Prácticamente no tiene vida social ya que entre las consultas, estudiar y las guardias, no le queda tiempo para nada más. Para Leire es como una hermana, la cual le reprende cuando es necesario y la halaga cuando lo considera oportuno. Va a ser una pieza muy importante en la vida de Leire en el terreno personal ya que estará a su lado en momentos muy duros y delicados para ayudarla, apoyarla y sacarla a flote. 

Javi: ex novio de Leire. Un chico atento, cariñoso, algo absorbente y celoso. Leire lo considera un amigo a pesar de saber que sigue enamorado de ella, pero si no le deja clara cuál es la situación de su relación, él se hará ilusiones y no perderá la esperanza. Es bastante bohemio, también músico, pero no se atreve a dar el paso para darse a conocer. Al igual que Lorena, estará al lado de Leire en sus momentos difíciles. 

Marina: madre de Leire. Una mujer que nunca ha dejado de trabajar para darle un futuro a su hija, le echa unos sermones de aúpa pero porque se preocupa y quiere lo mejor para ella. A éste personaje en particular lo he admirado por su fuerza, valentía y arrojo, ya que no he podido sentirme más identificada con Leire en la situación que vive... Era como verme a través de sus ojos. 

Respecto al resto de personajes, la verdad sea dicha, ninguno ha conseguido llenarme o aportarme nada, por desgracia. No considero que estén de relleno, ni mucho menos, pero considero que no han tenido el carisma suficiente que la historia requería. El hecho de que haya habido una historia paralela a la de los protagonistas, la de Lorena concretamente, ha hecho que me gustase tanto o más que la de los propios personajes principales. 

En lo referente a los protagonistas debo decir que he conectado y empatizado con ellos a ratos, no ha sido algo constante, tal vez por el hecho de que en muchas ocasiones me hayan parecido un pelín inmaduros, algo volubles y con carencia de carisma y arrojo a lo largo de la historia, exceptuando en un momento en particular que no os puedo contar ya que haría spoiler. 

La pluma de la autora es fluida, coloquial, sencilla y fresca. Cierto es que en algunos momentos de la narración su lectura me ha resultado un pelín densa, debido a que cada dos por tres ambos personajes entraban en modo bucle, resultando repetitivos, y a su vez, algo planos, respecto a las discusiones, celos, falta de atención, de comunicación y a expresar sus sentimientos. 

El planteamiento, el nudo y el desenlace están bien desarrollados aunque, por lo que os he comentado anteriormente, era como un encefalograma subiendo y bajando constantemente en cuanto a la intensidad de la historia se refiere, es decir, momentos muy intensos y momentos más lineales. El final me ha parecido demasiado precipitado, al igual que la historia de amor entre ambos protagonistas pero, en cierto modo, lo compensa el epílogo, ya que si no hubiese sido por él me habría quedado en estado de shock por lo tajante que resulta el final. Aún así debo decir que la novela me la he leído en un día, a pesar de los detalles que os he comentado que no me han llenado, pero sí que es verdad que ha predominado más lo destacable y llamativo de la novela que lo que ha hecho que me saturase en ocasiones. 

La novela está catalogada en género new adult, aunque la verdad, y a pesar de la edad de los personajes, creo que hubiese sido más conveniente catalogarla en juvenil, ya que se supone que debería ser un poco más de alto voltaje y, a mí parecer, no ha sido así. Las escenas de pasión son prácticamente escasas y narradas muy de pasada y creo que ha sido una lástima ya que, no sé porqué, Aaric prometía mucho más. 

De todas formas que conste que esta es mi opinión personal y que para gustos los colores, lo que a mí en particular no me ha llamado la atención o no me ha terminado de convencer, a otras personas les puede encantar. La diversidad de opiniones es la esencia de la lectura. 

Me ha gustado mucho la manera que ha tenido la autora de describir, no solo los lugares en los que se desarrolla la historia, si no lo mucho que se ha documentado sobre el mundo de la música y lo que se esconde detrás del telón, sobre los tecnicismos médicos, cómo es el trabajo en un hospital, diagnósticos y los casos con los que se pueden encontrar. 

La premisa de la historia es la música, en toda la extensión de la palabra, y en el tema de canciones me ha resultado bastante floja y muy escasa. La autora se centra más en la carrera de ambos protagonistas, algo muy loable, pero para mí insuficiente en cuestión de canciones. Repito que es mi opinión personal y que habrá gente que no la comparta y lo entiendo. 

La historia está narrada en primera persona por Leire y, en algún momento, conocemos la perspectiva de Aaric en tercera persona, pero más bien poco. A su vez, conocemos como transcurre la vida de uno de los personajes secundarios, también en tercera persona, como si fuese Leire quien te va explicando los acontecimientos, desarrollo y la evolución de la vida de dicho personaje. 

El libro consta de 349 páginas, divididas en 32 capítulos de extensión media encabezados con frases que van acordes con el capítulo en cuestión. También contiene un prólogo que viene a ser un resumen de lo que ha sido la vida tanto de los protagonistas como de algunos personajes secundarios. 

¿Mis impresiones? 
Es una novela que se lee en un suspiro, que te provoca curiosidad y es entretenida, a excepción de los puntos que os he comentado me ha gustado, pero debo de admitir que habría agradecido unos personajes con más dinamismo y empuje. Me ha desconcertado un poco el hecho de que Leire fuese pésima hablando inglés y Aaric igual de pésimo hablando español. La cuestión es que Aaric, de un día para otro, aprende a hablar español a la perfección, lo cual me ha desconcertado (valga la redundancia) ya que en ningún momento consta en el desarrollo de la historia que haya dado clases intensivas de español al contrario de Leire, que sí lo hace con el inglés para que puedan entenderse. Me ha gustado y apenado a partes iguales el cariz dramático que toma la historia en un momento dado, lo difícil que es el mundo de la música, que prácticamente tengas que dejar a un lado lo que verdaderamente eres, tu esencia y apariencia, por lo que se espera de ti por puro marketing si quieres ser alguien en el mundillo. Me ha desesperado un poco con tanta ruptura y reconciliación, me ha encantado la historia paralela de Lorena y Míster Interesante, más incluso que la de los protagonistas, sin desmerecer a nadie que quede claro. He sufrido por la soledad, la pérdida, las mentiras, por los sueños que se frustran, el sufrimiento, la desconfianza y las segundas oportunidades mal aprovechadas, el dolor, los miedos, las inquietudes y el amor a medias por precipitarse o no saber gestionarlo. 

"Todas mis canciones son para ti" es una novela entretenida que se lee bastante rápido, con sus altos y bajos pero con un trasfondo bastante notable y una historia de amor bastante válida. Una novela llena de emociones y sentimientos a flor de piel que gira en torno al mundo de la música. En vuestra mano está darle una oportunidad o no, ya que mi intención no es condicionar a nadie, solo ser honesta con lo que no me ha llamado la atención, aunque me reitero en que a pesar de esos detalles la novela me ha gustado. 


Cristina González (Madrid, 1992) es médico residente de oncología médica y escritora. Adora los perros, los gatos y cualquier animal en general. Le encanta pasear por un parque lleno de hojas amarillas en otoño y sentarse a leer bajo una ventana en un día lluvioso con una taza de café caliente al lado. Es más solitaria de lo que le gustaría y, a veces, patina sobre hielo.



      





¡Pues hasta aquí la entrada de hoy!
Espero que os haya gustado y si es así, por favor, comentadla y seguid al Desván...
¡Que siempre se agradece!




2 comentarios:

  1. Hola Isa
    Había escuchado hablar del libro y leyéndote me queda claro que se trata de un libro entretenido pero al que le falta algo. Ya veré si finalmente lo leo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Isa
    Si te soy sincera yo le pillé demasiada manía a Leire, se me hizo un personaje tan inseguro, tan egoista, voluble, nada equitativo y cobarde. Lorena por ahí me hizo cabrear por una cosa que seguro si sabes, lo que me hizo pensar que estaban cortadas por la misma jajajajajajaja
    Pero debo admitir que la pluma de la autora y la forma en que se curró la investigación del mundo de Aaric me ha encantado
    un bes🖤

    ResponderEliminar

UN BLOG SE ALIMENTA DE COMENTARIOS, NO TE VAYAS SIN DEJAR EL TUYO, PROMETO DEVOLVERLO EN CUANTO PUEDA. MUCHAS GRACIAS! BESOS MALLORQUINES!!