El Desván colabora con...

martes, 8 de mayo de 2018

Mi opinión nº179 "Esta princesa ya no quiere tanto cuento" de Anabel García.

¡Buenas noches mis delicias!
Hoy os traigo, como siempre, mi opinión sobre una de mis últimas lecturas.
Hoy trata sobre...
"Esta princesa ya no quiere tanto cuento"
de Anabel García.
Quiero agradecer a Planeta de Libros y a su sello Esencia, el envío del ejemplar para su lectura.
¡Muchas gracias!
Y sin más demora...
¡Vamos allá!


Autora: Anabel García
Editorial: Planeta
Sello: Esencia
ISBN: 978-84-08-18260-3
Género: Erótico/Romántico
Número de páginas: 400
La vida parece divertirse poniéndome en situaciones límite de las que no sé cómo salir. Pero esta vez se trata de un gran dilema, pues mi camino se ha bifurcado de repente y me lo juego todo a cara o cruz. La cara supondría apostar por mi profesión, que tantos años de esfuerzo me ha costado lograr. Y la cruz sería escoger ese amor que nunca he conocido, el que me tiene suspirando a todas horas del día y de la noche… Él es pura pasión, en todos los sentidos… El problema es que se trata de mi paciente, por lo que la única relación que puedo mantener con él es la estrictamente profesional. Al margen de lo que elija, estoy convencida de que algo saldrá mal, y mucho me temo que si tomo la decisión equivocada, será mi perdición. Tu vocación o el amor… ¿Qué camino escogerías?

Beatriz siempre ha querido ser psicóloga y su familia, con mucho esfuerzo y privaciones, la ayudan a alcanzar su sueño, sacarse la carrera, concretamente en Nueva York. Enseguida se enamora de la ciudad, pero no dispone del sustento económico suficiente para mantenerse ella misma y, mucho menos, abrir una consulta para ejercer su pasión. Tras una ardua búsqueda, conseguirá un empleo de secretaria en una gran empresa cuya dueña es Elizabeth Hudson, una atractiva e implacable mujer que hará que la vida de Beatriz de un giro de 180 grados. Una extraña a la par que sólida amistad crecerá entre ambas y Beatriz aprenderá muchas cosas, no sólo sobre negocios, sino sobre la vida de la mano de Elizabeth. Cuando Betty por fin tiene la oportunidad y los medios para abrir su consulta de psicología no se lo piensa y se lanza de cabeza a una nueva aventura. La noche de la inauguración del local, Betty saldrá a las calles de Nueva York ya que, inconscientemente, Elizabeth acapara toda la atención de los presentes y, en cierto modo, se sentirá desplazada. Durante el paseo, el estruendo de una moto captará su atención. Un atractivo y misterioso hombre con pinta de malote y aires de superioridad se acercará a ella subido en su máquina infernal. La situación ya de por sí resulta surrealista, ya que se ofrece a llevarle a casa, pero lo que más le desconcierta es que la conoce y la llama por su nombre, pero aún así accede a que le acompañe subida en la moto de semejante Adonis. Un día en su consulta, se presentará para solicitar cita el señor Williams, un empresario de renombre dueño de una editorial requiriendo los servicios de Betty. Cuál será la sorpresa de ella cuando vea que el señor Williams es el descarado extraño que la llevó a casa, pero que no tienen nada que ver ni en cuestión de actitud, modales ni vestimenta. En cuanto él le haga saber su problema y correspondientes consecuencias, Betty no dudará en ayudarle, ya que en la vida se había topado con un caso así y su prioridad es ayudar al señor Williams. Conocer a las dos partes de un todo, la luz y la oscuridad, la cara y la cruz... y se sentirá atraída por ambas partes sin remedio. ¿Podrá capear Betty el caso del señor Williams sin perder la cordura en el intento?, ¿Conseguirá que se abra y le cuente lo que le atormenta? ¿Es posible enamorarse de dos personalidades tan dispares?, ¿Ángel o demonio?, ¿ Conseguirá Betty mantener su integridad como psicóloga en cuanto los sentimientos comiencen a aflorar?,¿Logrará no caer en la tentación?. Todas estas preguntas y muchas cosas más verán la luz, pero para conocerlas... ¡deberás leer el libro si tienes curiosidad!. 


No es lo primero que leo de Anabel, pero esta novela en particular me ha sorprendido muy gratamente por todo lo que cuenta y proyecta, sobre todo por ser una historia tan esperada. Pero vamos a comenzar por el principio y, sobre la marcha, os iré poniendo en antecedentes respecto a lo de que era muy esperada. 

Nuestros protagonistas son Betty e Ian

Betty: una chica española que, una vez se saca la carrera de Psicología, se traslada a Nueva York a labrarse un futuro. Es la pequeña de cinco hermanos, todos varones. Los estudios la tuvieron tan absorbida y concentrada tras el enorme esfuerzo de su familia por cumplir su sueño que no tenía vida social ni relaciones con chicos. Es bastante vergonzosa, despistada, torpe e insegura, pero el hecho de trabajar con Elizabeth y su posterior amistad con ella, harán que se convierta en una persona más segura de sí misma, que adquiera carácter y más carisma, aunque a pesar de dichos cambios... Siempre prevalecerán las reminiscencias de los miedos e inquietudes que ha padecido siempre, sobre todo cuando Ian haga acto de presencia en su vida. Es una mujer trabajadora, responsable y muy racional a la par que cariñosa y muy cercana. Su prestigio como psicóloga está por encima de todo, pero con Ian siendo su paciente y los sentimientos encontrados que alberga por él, harán que su lado racional y ético se tambaleen. 

Ian Williams: propietario de una editorial de renombre. Desde su niñez en adelante su vida no ha sido fácil en lo que se refiere al plano emocional. Es una persona que tiene encerrado su corazón a cal y canto. Cuando acude a la consulta de Beatriz y, a raíz de lo que él le cuenta que le sucede desde hace tiempo, decide abrirse con ella y mostrarle la lucha interna que mantiene consigo mismo. Puede pasar de ser un hombre serio, responsable, elegante y encantador a un auténtico mujeriego, arrogante, pagado de sí mismo y muy dañino. Es la cara y la cruz que todos albergamos. La cara... El lado racional y responsable, la cruz... El lado más desinhibido, rebelde y temerario. O aprenden a vivir juntos o se destruyen, no hay otra opción. La atracción y el sentimiento de propiedad que siente hacia Betty es apabullante. 

Hay un elenco de personajes secundarios que, no es excesivo, pero todos y cada uno de ellos son muy relevantes y tienen mucho peso y mucho que aportar a lo largo del desarrollo de la historia. Os voy a dar a conocer a los más destacables desde mi punto de vista. 

Elizabeth: jefa y amiga de Betty. Es una mujer despampanante, con un genio de mil demonios y bastante insufrible. En ocasiones será un gran apoyo para Betty, a pesar de su personalidad y pronto, pero la verdad es que al final, perro ladrador... Poco mordedor. 

Samuel: marido de Elizabeth, nuestro sempiterno hombre de los ojos violetas. Es imponente, atractivo a rabiar y con igual o más carácter que su mujer, aunque sabe cómo embaucarla para camelársela. Es alguien muy cercano a Ian con quien tiene sus más y sus menos por situaciones del pasado. Cuando se cabrea mucho... ¡Lo ve todo negro!. 

Cathy: una pequeña arpía que tiene a todo el mundo metido en el bolsillo. A pesar de su corta edad tiene unos momentos de madurez que te dejan a cuadros. 

Peter: hermano de Betty. Al ser los más pequeños de los hermanos, siempre ha habido una conexión especial entre ambos, sienten adoración mutua y su carácter es muy parecido al de su hermana en su juventud. Es un personaje muy relevante en la historia, no sólo por el apoyo incondicional hacia su hermana, sino porque será partícipe y responsable, de manera inconsciente, de algunas situaciones que escaparán al control de Betty y de Ian

Sandra: abogada y amiga de Betty. Una chica muy extrovertida que vive la vida como y con quién le apetece. Va a ser una pieza crucial en la historia y nos vamos a llevar más de una sorpresa con ella. 

Robert: padre de Ian. Un hombre que, sin saberlo, en un momento dado de su vida tomó decisiones poco acertadas para salvar a su hijo de la tendencia a auto destruirse. Es una persona que ha sufrido mucho pero, a pesar de ello, no pierde la sonrisa ni su jovialidad. Es un hombre para el que la familia es lo primero. 

Charlie: alguien muy especial en la vida de Ian. Él es el responsable indirecto de que salga a la luz el lado más oscuro y visceral de nuestro protagonista. 

Quiero poneros en antecedentes sobre alguno de los personajes para que entendáis a que me refería con que esta novela era tan esperada. Elizabeth y Samuel son los protagonistas de una trilogía que la autora escribió hace ya tiempo y, Betty e Ian, eran personajes secundarios de la misma. Pero no os preocupéis porque el libro se puede leer de forma independiente ya que la participación de Elizabeth y Samuel en la novela es por decirlo de alguna manera, simbólica. 

Anabel tiene un don a la hora de crear a los protagonistas de sus novelas, son personajes con fuerza y mucho peso, con carácter, carisma, con su punto vulnerable y muy apasionados. Son reales como la vida misma lo que hace que, irremediablemente, conectes con ellos, no sólo por sus virtudes, sino también por sus defectos y eso realmente es muy complicado de lograr. 

La pluma de la autora es muy particular, muy suya y, en cierto modo, su marca de identidad. Es de una sencillez exquisita, con un lenguaje coloquial que se agradece horrores, fluida, dinámica, fresca y adictiva. Los diálogos están muy bien desarrollados, ligeros y abundantes, como a mí me gusta. El planteamiento, el nudo y el desenlace están muy bien hilados, y su desarrollo es constante, con unos fantásticos giros argumentales que para nada te esperas. 

Lo que me ha impresionado sobremanera es lo extensa y exhaustiva que ha sido la investigación y documentación de la autora, sobre una más que considerable cantidad de temas que se plantean a lo largo de la novela, ya que hay muchos frentes abiertos que te tienen en tensión a cada momento. La investigación gira en torno a la psicología, botánica, temas jurídicos, arquitectura, geografía... Todo descrito de manera amena y liviana, sin resultar en absoluto excesivo o denso. 

En las escenas de pasión tengo un "pero", y es que la novela está catalogada en género erótico y, para mi gusto, no es así en absoluto. Considero que las escenas son escasas, descritas muy de pasada y sin profundizar. Creo que las escenas podrían haber sido un poco más elaboradas, pero es cuestión de preferencias claro está. 

La historia está narrada en primera persona íntegramente por Beatriz, exceptuando el epílogo, que es narrado en primera persona también, por Ian

El libro consta de 400 páginas, divididas en 50 capítulos de extensión corta, un prólogo y un epílogo. 


¿Mis impresiones? 
Creo que es una novela que contiene muchos puntos de inflexión y reflexiones. Las principales son el miedo que nos bloquea y no nos deja vivir de forma plena y las luchas internas, una batalla que debemos enfrentar, no sólo nosotros mismos, sino con ayuda de personas a las que de verdad les importamos y nos aceptan tal y como somos abriéndonos y permitiéndoles que lleguen a nuestro corazón, sin temor a, por el hecho de que nosotros hayamos sufrido, hacerles sufrir a ellos también. He reído con las torpezas de Betty, con el Ian-Sutra, me he cabreado como una mona con Ian por su actitud y comportamiento en muchas ocasiones, he despotricado como una camionera con más de un personaje, he sufrido por el daño que se hacían mutuamente ambos protagonistas, por no querer mostrar sus debilidades. Se me ha encogido el corazón por el altruismo de Ian, por la gente que abusa y destruye vidas de por vida (valga la redundancia). Betty e Ian nos aportan momentos muy divertidos y emocionales a la vez, es una historia que me ha sorprendido por su profundidad y trasfondo, por los detalles, por los miedos e inquietudes, la sed de venganza, la pérdida, la esperanza, la confianza, la deslealtad, la soledad, la impotencia, el amor en estado puro, la aceptación, el despecho, el perdón... Son tantas cosas las que te transmite la historia... Que podría seguir hasta mañana, pero prefiero que los descubráis leyendo esta historia que os tocará el corazón y os hará comprender muchas de las cosas que suceden y, sobre todo, que no debemos juzgar antes de conocer los motivos por los que nos podamos comportar de una u otra manera. 

"Esta princesa ya no quiere tanto cuento" es una novela repleta de reflexiones, giros argumentales y personajes con mucha garra. Una novela intensa y divertida que se lee en un suspiro y te deja un increíble sabor de boca. Mentiras, deseo y conflictos son la base de esta novela que no te deja en absoluto indiferente. Sin duda recomiendo su lectura. 




Anabel García es una escritora española que ha logrado convertirse en muy poco tiempo en una de las autoras más populares dentro del género romántico-erótico. Anabel nació en 1981 en Cáceres, pero desde muy pequeña vivió en Navalmoral de la Mata, hasta que a los dieciocho años se trasladó a Madrid, donde estudió la carrera de Turismo y después la de Administración de Empresas. Tras varios años trabajando en una cadena hotelera, montó su propio restaurante, hasta que decidió dejarlo todo y embarcarse en la aventura literaria, su gran pasión desde pequeña. Su carácter intrépido y activo la llevaron a conseguirlo, y en la actualidad ha publicado varias novelas eróticas de indiscutible éxito. Es muy conocida su trilogía Solo Tuya (2015), su bilogía Rambhá (2016, que lleva dos años consecutivos en del top 20 de ventas), la bilogía Catarsis (2017) y su último trabajo, La mirada de Cleopatra (2017). Actualmente reside en Madrid junto con su marido y sus dos hijos, mientras escribe novelas para deleitar a sus lectoras. Si por algo se caracteriza la autora es por dotar de grandes dosis de humor sus historias y por reivindicar en todas ellas protagonistas femeninas con mucho carácter.



    





¡Pues hasta aquí la entrada de hoy!
Espero que os haya gustado y si es así, por favor, comentadla y seguid al Desván...
¡Que siempre se agradece!




3 comentarios:

  1. Uf, ahora mismo yo sí que soy un compendio de sentimientos, y todos ellos positivos. Isa, me gustaría decirte algo que ya te he dicho otras veces, y es que eres una persona grande con millones de cualidades dignas de admirar, pero en serio, como blogger no tienes precio, eres una de las mejores y con diferencia. Cada reseña tuya es una delicia. Para un autor leer algo como esto es un honor y un placer, algo mágico, de verdad. Cómo te metes en la historia, cómo la vives y cómo consigues conectar con los personajes, sacando la personalidad de cada uno de ellos como si fueses la propia escritora que los creó es realmente maravilloso y digno de aplaudir. Resumiendo, que me lío. Te admiro Isa, eres un referente de muchas cosas, pero si nos ceñimos a lo profesional, eres seria y objetiva (cosa dificil). Te agradezco de todo corazón esta reseña que ya he impreso y guardado junto a mis cosas importantes de mi vida. Me quito el sombrero ante tu exquisito trabajo. Gracias de todo corazón.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena Nonneta mía porque, como siempre, te has salido con esta pedazo de opinión. No me cansaré nunca de recomendarte porque eres la mejor. Coincido contigo en casi todos los puntos y además es un libro cuyos protagonistas me encandilaron ya desde su aparición en la trilogía Solo tuya y también lo esperaba como agua de mayo. Enhorabuena Isa, y enhorabuena Anabel por haber sabido plasmar la historia de Ian y Betty ❤❤❤❤❤❤❤❤

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que no me llama la atención. Un beso

    ResponderEliminar

UN BLOG SE ALIMENTA DE COMENTARIOS, NO TE VAYAS SIN DEJAR EL TUYO, PROMETO DEVOLVERLO EN CUANTO PUEDA. MUCHAS GRACIAS! BESOS MALLORQUINES!!