El Desván colabora con...

viernes, 23 de marzo de 2018

Mi opinión nº169 "Carter y Arizona" de Whitney G.

Buenos días mis delicias, después de unos días desaparecida por motivos personales, aquí me tenéis de nuevo con mi opinión sobre una de mis últimas lecturas.
"Carter y Arizona" 
de Whitney G.
La primera novedad de este mes de Marzo de Phoebe.
Antes de dar comienzo con mi opinión quiero agradecer a Ediciones Pàmies y su sello Phoebe Romántica, el envío del ejemplar para su lectura.
¡Muchas gracias!
Y sin más demora...
¡Vamos allá!


Autora: Whitney G.
Editorial: Ediciones Pàmies
Sello: Phoebe Romántica
ISBN: 978-84-16970-76-6
Género: New Adult
Número de páginas: 316
Solo amigos. Solo somos amigos. No, en serio. Arizona es solo mi mejor amiga… Arizona Turner y Carter James son amigos inseparables desde los nueve años. Se lo han contado siempre todo el uno al otro y se han apoyado en todas sus «primeras veces». Y, por supuesto, han sido mutuo paño de lágrimas cuando las relaciones que han mantenido con otras personas han fracasado… Pero a lo largo de los años, a pesar de todo lo que han pensado los demás sobre ellos y su amistad, jamás han traspasado la línea. Nunca se les ha ocurrido. Nunca han querido... Hasta que una noche todo cambió. Así que quizá ahora… Solo amigos. Solo somos amigos. O eso seguiré diciendo hasta que averigüe si Carter sigue siendo «solo» mi mejor amigo.


Carter no soporta a Arizona, de hecho le odia. Le encanta meterse con ella, chincharla y hacerla llorar. El sentimiento de Arizona hacia Carter es recíproco y se encarga de hacérselo saber en cuanto intenta provocarla. Todo esto sucede en cuarto de primaria cuando ambos son dos críos, pero una nota y la sinceridad brutal de uno de los dos hará que su relación de un giro de 180 grados y se conviertan en los mejores amigos que puedan existir. Se convertirán en uña y carne conforme vayan pasando los años, se lo contarán absolutamente todo y, cuando digo todo... es TODO. Para su entorno resulta peculiar la amistad tan sólida que les une y que, con el paso del tiempo, no haya ido a más, así que para ellos es lo más natural del mundo. Hasta que un día... un suceso hará que todo cambie. ¿Será contraproducente cruzar la línea?, ¿Puedes seguir manteniendo una amistad con alguien que te atrae?, ¿Hasta qué punto puede cambiar las cosas una vez se cruza dicha línea?, todas estas preguntas y muchas cuestiones más nos las desvelan Carter y Arizona en esta historia tan controvertida y original. 

Antes de dar comienzo con mi opinión, quiero felicitar a la autora por salir de su zona de confort, es decir, su especialidad, el género erótico adulto puro y duro y, en este caso, nos presenta una novela new adult, lo que viene siendo todo lo contrario a lo que nos tiene acostumbradas y considero que ha sido un gran acierto y una manera de volver pisando fuerte. 

Y dicho esto, voy a hablaros, como siempre, sobre los personajes, tanto principales como secundarios, pluma de la autora, mis impresiones y lo que creo que podréis encontrar en esta historia. 

Nuestros personajes principales son Carter y Arizona

Carter: un chico que se está sacando la carrera de leyes, un mujeriego empedernido al que no le dura una novia más de seis meses. Cuando necesita hablar porque sí o para desahogarse acude a su mejor amiga Arizona. Le resulta curioso el hecho de que de pequeños se llevasen a matar y ahora sean los mejores amigos que haya podido imaginar. Su situación familiar no es la mejor del mundo, pero con el apoyo de Arizona se le hace más llevadero. Es un fantástico jugador de baloncesto y le acechan muchos ojeadores, pero Carter tiene las cosas muy claras, su futuro es suyo y solo él decide que hacer o no. Después de cruzar la línea con Arizona se sentirá descolocado, ya que nunca la había mirado como a las demás chicas. Sin una pizca de arrepentimiento, seguirá indagando en lo sucedido para descubrir que se esconde después de el comportamiento de ambos. Es un chico muy inteligente, elocuente, audaz, irónico, pasional y sincero, a su vez siempre está dispuesto a ayudar a su amiga en todo lo que necesite. 

Arizona: una chica que por llevar brackets y ser lista estaba siempre en el punto de mira de Carter. En ningún momento se amedrenta y se las devuelve una por una. Debido a algo que hace ella al final se vuelven inseparables. Es una chica inteligente, preguntona, muy racional, metódica, simpática y con mucho carácter. Redacta unas hojas de cálculo muy particulares y originales. La cuestión es que al cruzar la famosa línea con Carter empieza a plantearse muchas cosas, aparte de lo desorientada, confusa y sorprendida que se encuentra. Su sueño es convertirse en una gran chef. Es algo melodramática, muy exigente y cauta a la hora de mantener una relación amorosa. Es el único y gran apoyo de Carter porque, al igual que él, ella está siempre para lo que necesite, sea lo que sea. 

Respecto a los personajes secundarios no es que haya un gran elenco, pero los que participan en la historia dan un toque fresco y particular que hace que te apetezca saber más de ellos. De dichos personajes secundarios sin duda me quedo con... 

Josh: amigo y compañero de casa de Carter. Se está sacando la carrera de Derecho y es un fanático de las hermandades, le gusta más una fiesta que a mí el chocolate. Es muy divertido, le tira los tejos a todo lo que se mueve, algunas veces te saca de quicio pero, en general, es un amor de chico. 

Nicole: una persona bastante particular, tiene una amistad poco convencional con Arizona a la que a veces saca de sus casillas. En momentos algo delicados para Arizona será su gran apoyo, a pesar de ser poco considerada y egoísta en ocasiones. 

La madre de Arizona también me ha gustado mucho, es una mujer luchadora que ha sacado hacia adelante a su hija no sin esfuerzo. Es una persona muy observadora, divertida y muy intuitiva. Adora a su hija sobre todas las cosas. 

En lo que a los personajes principales se refiere debo decir que me han sorprendido muy gratamente. En las anteriores novelas que he leído de la autora los personajes masculinos destacaban más que los femeninos, aunque no llegaban a eclipsarlas, pero en este caso a ambos los ha tratado como iguales, con el mismo gancho, con el mismo carisma, con la misma esencia y es algo que me ha fascinado. Ninguno tiene más relevancia que el otro, son simplemente perfectos, compatibles y únicos. 

La pluma de la autora sigue en su línea, a pesar del cambio de género. Es fluida, fresca, dinámica y elaborada a la vez que engancha con ese lenguaje coloquial que considero su marca personal. Los diálogos son abundantes, muy bien desarrollados y constantes. He de decir que a diferencia de sus anteriores novelas, en las cuales, los protagonistas tenían fantasmas del pasado que, en cierto modo, los atormentaban en mayor o menor medida... en este caso no hay ningún tipo de drama, todo lo contrario, es una historia en la que vemos como una amistad consolidada se convierte en una historia de amor cocinada a fuego lento y de una manera bastante escatológica, con el aliciente del carácter tan espontáneo de sus protagonistas. 

Otra de las cosas que me ha gustado mucho es que hay saltos en el tiempo, desde cuarto de primaria en adelante, que era cuando se odiaban a muerte empastando con el presente y vamos viendo la evolución de su amistad desde el principio hasta el fin, junto con los sentimientos encontrados de ambos. De ahí que creo saber el porqué del encabezado de los capítulos, los cuales la autora los ha denominado "pistas", como una manera de enfocar su relación y buscar en qué momento llegan a enamorarse. 

En lo que a las escenas de pasión se refiere, la autora sigue siendo igual de apasionada y descriptiva que siempre. Son escenas de alto voltaje detalladas de una manera muy explícita, pero con el sello único de Whitney, lo que para una lectora de erótica como yo, es una auténtica delicia. 

La historia está narrada en primera persona por Carter y Arizona, algo que me apasiona. El poder conocer el punto de vista de ambos, haciéndonos partícipes de sus acciones, sentimientos e inquietudes. 

El libro consta de 316 páginas, divididas en 36 capítulos denominados "pistas" de extensión media y un prólogo. 

Mis impresiones
Decir que esta novela me ha gustado no lo describe ni por asomo. Whitney ha conseguido una vez más que devore la novela. He disfrutado mucho con las notas que se enviaban, los "sinceramente" de Carter, las cartas que se enviaban, las hojas de cálculo de Arizona, los mensajes de texto, los correos electrónicos, sus llamadas de teléfono interminables, las citas torbellino, los desayunos tardíos, la generosidad y complicidad de ambos, su forma tan natural de ser por ambas partes, por la manera en la que se lo cuentan absolutamente todo sin ningún tipo de ambaje, con total confianza y naturalidad, el momento "ÉPICO" que lo cambia todo y sobre todo (valga la redundancia) por lo descolocados que quedan ambos. El momento gasolinera... su perseverancia, su altruismo, su capacidad de sacrificio, lo transparentes y sinceros que son, el hecho de que una amistad entre un hombre y una mujer pueda llegar a ser tan profunda que incluso cruzando la línea y dejándose llevar no se pone en peligro en ningún momento. Son tantos detalles que hacen de su lectura una maravilla que no terminaría hasta mañana. Carter y Arizona son dos personajes fantásticos y únicos. 

"Carter y Arizona" es una novela en la que dos personas pasan del odio a ser los mejores amigos y a su vez a vivir una historia de amor sin igual, una historia de sueños y proyectos por cumplir, algo totalmente diferente a lo que nos tiene acostumbradas la autora y que me ha sabido a gloria. Sin duda os recomiendo su lectura al 100%. 


WHITNEY G. (1988, Tennessee, Estados Unidos) es una optimista de la vida obsesionada con los viajes, el té y el buen café. Es autora de varias novelas best seller incluidas en las listas de The New York Times y de USA Today, y cofundadora de The Indie Tea, página que sirve de inspiración para autoras de indie romántico. Cuando no se encuentra hablando con sus lectores a través de su página de Facebook, la podremos encontrar en su web, en su instagram, en twitter… Pero si no la vemos en las redes, es porque está encerrada trabajando en una nueva y loca historia… Carter y Arizona es la tercera novela de Whitney que publicamos en nuestra colección Phoebe, después del éxito de Una noche y nada más (2017) y Turbulencias (2017).



      





¡Pues hasta aquí la entrada de hoy!
Espero que os haya gustado y si es así, por favor, comentadla y seguid al Desván...
¡Que siempre se agradece!




2 comentarios:

  1. Un beso guapa y disfruta del fin de semana

    ResponderEliminar
  2. A mi tambien me ha gustado este libro. De hecho, me lo empece en digital y al 30% me lo compre en papel.

    Saludos

    ResponderEliminar

UN BLOG SE ALIMENTA DE COMENTARIOS, NO TE VAYAS SIN DEJAR EL TUYO, PROMETO DEVOLVERLO EN CUANTO PUEDA. MUCHAS GRACIAS! BESOS MALLORQUINES!!