El Desván colabora con...

martes, 17 de julio de 2018

Mi opinión nº190 "No lo llames pasión" de Noelia Amarillo.

¡Buenos días mis delicias!
¡Qué calor que hace!
¿Que tal lleváis el verano?
Yo sin poder ir a la playa por culpa de la medicación, pero más se perdió en la guerra.
Hoy os traigo otra de la opiniones sobre una de mis últimas lecturas
Y es sobre...
"No lo llames pasión"
de Noelia Amarillo.
Quiero agradecer a Espasa y a su sello romántico Esencia, el envío del ejemplar para su lectura.
¡Muchas gracias!
Y sin más demora...
¡Vamos allá!




Autora: Noelia Amarillo
Editorial: Planeta de Libros
Sello: Esencia
ISBN: 978-84-08-18710-3
Género: Erótico/Contemporáneo
Número de páginas: 704
Yo era una mujer felizmente casada, con dos hijas maravillosas y un marido estupendo. O eso creía. Porque hace seis años descubrí que me estaba poniendo los cuernos. Pero, ojo, no unos cuernos pequeñitos y disimulados, no. Unos que envidiarían incluso los miuras de pura raza. Grandes, voluminosos y afilados. De esos que todo el mundo ve menos la interesada, que, en este caso, era yo. Así que dejé de estar felizmente casada. Me divorcié, me compré un piso tan lóbrego como mi alma y me mudé a él con mis hijas. Comencé una nueva vida, conocí a nuevos amigos y poco a poco el rencor que sentía hacia el género masculino de mi especie fue desapareciendo. La cuestión es que estaba muy cómoda con mi nueva vida repartida entre mi trabajo, mi familia y mis amigas. Hasta que, de repente, llegaron ellos. Sí, dos a falta de uno. Y radicalmente distintos el uno del otro. Al principio no es que me hiciera mucha ilusión despertar su interés, pero qué queréis que os diga, seis años practicando sexo única y exclusivamente conmigo misma son demasiados años. Así que me estoy planteando tener un affaire. Bueno, dos en realidad.

No voy a añadir nada más a la sinopsis ya que creo que cuenta lo justo y necesario para abrir boca. No digáis que no llama la atención el que una mujer y más quién es... reciba las atenciones de dos hombres magníficos que quieren conquistarla. A mí particularmente me encanta y más si dicha mujer es Gala. Quién haya leído "No lo llames amor" (OPINIÓN "AQUÍ"), ya sabrá cómo se las gasta y, para quien no lo haya leído, ya me encargo yo de dársela a conocer. La verdad es que no sabéis las ganas que tenía de volver a saber sobre el vecindario de la Plaza de la Paja. Sabía que lo iba a pasar pipa con su lectura, que me iba a reír y emocionar por los particulares que son sus personajes... pero cuál ha sido mi sorpresa al descubrir que la historia va más allá del humor y del erotismo, toca temas muchísimo más profundos que te dejan con la boca abierta y con un desasosiego e impotencia a partes iguales que en un principio no sabes cómo gestionar. 

Pero bueno me, estoy adelantando a los acontecimientos así que voy a dar comienzo con mi opinión. Como siempre os hablaré de los personajes principales, secundarios, pluma de la autora, mis impresiones y lo que creo que podéis encontrar en esta novela. 

Si os parece bien os voy a dar a conocer a nuestros personajes principales que en este caso son tres: Gala, Rodrigo y Calix

Gala: una mujer trabajadora, perseverante, exigente, auto suficiente y luchadora. Tras divorciarse de su marido, Eduardo, por sus continuas infidelidades, se vio sola con dos hijas pequeñas, Jimena y Gadea, y aún así consiguió un lugar donde vivir y sacar adelante a su familia. A raíz de lo que le hizo su ex siente una auténtica animadversión por los hombres, con una tendencia casi compulsiva por querer castrarlos. Ahora que se encuentra en un momento en el que disfruta de una estabilidad familiar y laboral, menos todavía quiere saber sobre hombres. Pero a pesar de su reticencia y su mala leche, no puede evitar que le tiren los tejos dos vecinos del edificio, Rodrigo y Calix, que dicho sea de paso, no pueden ser más diferentes tanto en edad como en carácter y forma de ser y para colmo de males cada una de sus hijas se ha aliado con el que considera el pretendiente perfecto para su madre. Pero en el fondo es consciente de lo sola que se encuentra y al final se acabará dejando querer. En el ámbito laboral también acabará viviendo situaciones tensas que acabarán afectándole. 

Rodrigo: alias el "Estirado", un hombre de la vieja escuela debido a la educación recibida por su familia. Una persona educada, noble, honesta, inteligente, observadora y muy exigente. A su vez es un hombre bastante inseguro y ermitaño debido a su albinismo, un hombre que ha sufrido mucho por amor en el pasado haciendo que se convierta en una persona reservada y se refugia en la soledad. Es un camisero artesanal, su oficio es su vida y teme que, debido a la crisis, deba cerrar el negocio familiar a pesar de poner todo su empeño por mantenerlo a flote. Desde el momento en que conversó con su vecina Gala por primera vez, no puede sacarla de su mente y a pesar de sus inquietudes y del miedo al rechazo, con ayuda externa, intentará conquistarla con sus dotes de caballero. 

Calix: un joven muy atractivo que dejó Segovia para buscar fortuna en Madrid. Sabe que atrae a las mujeres y se aprovecha de ello, hasta que un giro inesperado en su vida hará que ese chico seguro de sí mismo y que se quería comer el mundo cambie su actitud radicalmente. A pesar de sus sueños trabaja en lo que le surge, ya que se quiere labrar un futuro y conseguir que su padre le mire con otros ojos. Siente una atracción sexual bastante notable por su vecina Gala y, al igual que Rodrigo, también recibirá ayuda externa para conseguir seducirla. Es un chico alegre, muy sociable, jovial, cariñoso, noble y amigo de sus amigos. También es demasiado confiado e ingenuo y eso le pasará factura. 

En lo que respecta a los personajes secundarios he disfrutado de volver a saber de Eva y Adán, de Vicenta y Paco, de Jimena y Gadea (hijas de Gala), de Cruz y Hugo, de Dolores y Martín... pero Noelia ha añadido más integrantes a la familia, tales como Lavinia, Kini, David, Verónica, Marcial, Gely, Rosalía, Amalia, Rocío, Eduardo, Angélica... y si, hay antagonistas y se encuentran entre los nuevos integrantes. Como bien os he comentado, es una historia coral en la que también interactúan algunos personajes secundarios que aportan luces y sombras y algún que otro quebradero de cabeza a la historia, algo verdaderamente estimulante porque estás enganchada a cada una de las historias de principio a fin. 

Los personajes principales son maravillosos, Noelia los dota de una calidad humana, un carisma, una vulnerabilidad y un carácter que hace que conectes y empatices con ellos sin ningún esfuerzo. La pluma de la autora es sencillamente fantabulosa, me encanta su fluidez, su dinamismo y cómo plasma el drama y los toques de humor de una manera en la que solo ella sabe hacerlo. Me apasiona lo liviana y fresca que es la narración al igual que los diálogos y todo en conjunto está muy bien estructurado e hilado. 

Cuando das comienzo a la lectura de la novela llevas una idea preconcebida pero cuando te pone tus suposiciones patas arriba con un giro argumental brutal y a su vez en pequeñas dosis, ves que hay mucho más detrás de la historia principal, aunque en cierto modo están hiladas y no puedes por menos que estremecerte porque te sacude entera. Quiero decir que no solo hay risa y pasión, no, también hay mucho dolor y la autora lo plasma de tal manera que dicho dolor y mucha dosis de impotencia se te cuelen bajo la piel. 

Las escenas de pasión como no podía ser de otra manera son muy fogosas y descritas con mucha picardía y estilo. A mí por el hecho de ser una lectora asidua de género erótico me encanta que las escenas sean explícitas sin llegar a resultar soeces y Noelia lo consigue con creces. Es admirable lo muchísimo que se ha documentado sobre empresas de Call Center, oftalmologia, el gran arte de la confección de camisas artesanas desde las telas, los bolsillos, ojales, botones, puños, cuellos, estilo de camisas, corbatas, las distintas clases de costura, los artilugios para dichas confecciones... lo que viene siendo una auténtica locura. Como buena gata que es, siempre nos describe lugares de su adorada Madrid a los que te transporta mientras te los da a conocer e, inevitablemente, te encantaría poder visitar. 

La historia está narrada en tercera persona tanto por los personajes principales como por muchos personajes secundarios. En este aspecto Noelia es un hacha y se desenvuelve en las historias corales como pez en el agua, que seguro que fácil no debe ser, pero a ella se le da de maravilla. Volviendo al tema de la narración el hecho de conocer tantas historias y tantos puntos de vista es un aliciente para seguir leyendo sin parar por la riqueza de contenido en cada una de las tramas, a pesar de lo extensa qué es la novela. Aunque la historia es autoconclusiva os recomiendo  que leáis "No lo llames amor" para que conozcáis desde el principio a los personajes, tanto principales como secundarios y su paulatina evolución.

El libro consta de 704 páginas, divididas en 86 capítulos de extensión media, un prólogo y un epílogo. Me ha sorprendido muy gratamente en esta ocasión que el prólogo y el epílogo estén ligados entre sí ya que en el prólogo, Gala nos hace partícipes de una situación muy importante para ella y de lo mucho que ha cambiado su vida con el paso del tiempo. Cuando va terminando el prólogo, Gala regresa hacia atrás en el tiempo para contarnos cómo ha llegado hasta ese momento y, después de todos y cada uno de los capítulos, en el epílogo volvemos al punto de partida, es decir, al prólogo y a partir de ahí la acompañamos hasta el final de su historia. Cada capítulo va encabezado con el correspondiente número y, aparte, con el día de la semana, del mes, de dicho mes y el año, para que sigamos un orden y así no perdernos. 

¿Mis impresiones? 
Pues ha sido una historia que me ha impresionado mucho y para bien. He reído a carcajadas, me he enfadado, se me ha encogido el corazón... he sentido cada acontecimiento que se desarrolla en la novela. He odiado el abuso, la capacidad de anulación y los maltratos, independientemente de quien los inflige, los caprichos adolescentes y el poco sentido común de los mismos y su comportamiento más que reprochable, con los prejuicios dañinos por el hecho de ser diferente, por el egoísmo, las malas artes, el ver a una persona como va perdiendo su esencia mientras se consume poco a poco, lo ciega que puede llegar a ser la gente ante situaciones y actitudes obvias, a la gente aprovechada que pueden hundirte la vida con un simple clic... pero también he disfrutado de las segundas oportunidades, de los amigos incondicionales, de que por muy mal que puedan estar las cosas la familia siempre estará ahí para apoyarte y darte ese tan ansiado abrazo, de perder el miedo a amar y a ser amado, a la complicidad y la seguridad que aportan unos brazos protectores por muy auto suficiente que te creas, a la entrega absoluta de una madre hacia sus hijos aunque estos a veces se aprovechen y sean unos desconsiderados y unos desagradecidos,, sin querer o queriendo... pero a fin de cuentas no dejan de ser niños. Al hecho de que nos aceptemos como somos, a salir del cascarón y socializar, a que la soledad sea sustituida por la algarabía y que cuando hay amor verdadero y de una pureza sin igual todo... todo se hace más fácil y llevadero. He disfrutado con la tendencia castrista de Gala, con las tardes de chicas, con los momentazos que nos ha dado durante el desarrollo de la novela nuestro querido Cruz, también de las estratagemas de Jimena y Gadea aunque a la primera le habría estrangulado en más de una ocasión, con el descaro de Eduardo y lo poco que teme perder su hombría... he sentido tal amalgama de emociones que podría seguir así hasta mañana, pero me encantaría que le dieseis una oportunidad a esta novela, para que entendáis el porqué de que me haya gustado tanto. 

"No lo llames pasión" es una historia que te removerá cada célula de tu cuerpo ya sea riendo, emocionándote o indignandote. Una novela llena de segundas oportunidades, de confianza, amor... por que quien no arriesga no gana, amistad, miedo, inquietudes.. pero sobre todo mucha pasión y no solo en la historia, sino en la manera de escribir de la autora. Deseando conocer la próxima entrega para saber que pasa con el personaje que está roto.Sin duda os recomiendo su lectura. 


Nací en Madrid la noche de Halloween de 1972 y resido en Alcorcón con mi marido y mis hijas, con quienes convivo democráticamente (yo sugiero/ordeno y ellos hacen lo que les viene en gana). Nos acompañan en esta locura que es la vida una iguana, dos tortugas, dos periquitos y una gata callejera que me ha arrebatado el título de Reina de la casa. Trabajo como secretaria/chica para todo en la empresa familiar, disfruto de mi tiempo libre con mi familia y amigas y lo que más me gusta en el mundo es leer y escribir novela romántica.



    





(Disponible en todas las plataformas digitales, en Casa del Libro, librerías y El Corte Inglés)

¡Pues hasta aquí la entrada de hoy!
Espero que os haya gustado y si es así, por favor, comentadla y seguid al Desván...
¡Que siempre se agradece!




3 comentarios:

  1. Ayyyyyy, Isa!!!! Que te como!!!! Me encanta tu reseña, has captado cada matiz de la novela, todo lo que quise haceros sentir y los has trasladado a tu crítica. Muchas, muchísimas gracias!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola, me gustó mucho tu reseña me diste mucha curiosidad por leer el libro y el anterior, no lo llames amor. Ya había leído de la misma autora y me gustaron. Gracias por tu gran reseña ;)

    ResponderEliminar
  3. Me lo apunto conocia a la autora pero no esta historia. Así que para este veranito será perfecta!!!

    ResponderEliminar

UN BLOG SE ALIMENTA DE COMENTARIOS, NO TE VAYAS SIN DEJAR EL TUYO, PROMETO DEVOLVERLO EN CUANTO PUEDA. MUCHAS GRACIAS! BESOS MALLORQUINES!!