El Desván colabora con...

lunes, 23 de julio de 2018

Mi opinión nº191 "Corazones que se encuentran" (Serie Corazones 2) de Claire Contreras.

¡Buenos días mis delicias!
Aquí estoy de nuevo con mi opinión sobre una de mis últimas lecturas.
Espero que os gusten mis impresiones sobre...
"Corazones que se encuentran"
(Serie Corazones 2)
de Claire Contreras
Quiero agradecer a Phoebe Romántica el envío del ejemplar para su lectura.
¡Muchas gracias!
Y sin más demora...
¡Vamos allá!


Autora: Claire Contreras
Editorial: Pàmies
Sello: Phoebe Romántica
ISBN: 978-84-16970-86-5
Género: Romántico/Contemporáneo
Número de páginas: 328
Aunque se conocían de toda la vida, Jenson y Mia se enamoraron cuando estaban en la universidad; luego él tuvo que marcharse a Nueva York para terminar sus estudios, por lo que Mia decidió que era mejor que se tomaran un tiempo y que volvieran a estar juntos cuando pasaran esa etapa. Fue entonces cuando todo se torció: él acabó casándose con otra chica, y ella terminó con el corazón roto. Cinco años después, cuando Jenson se ha divorciado y parece que Mia ha superado la ruptura, ambos se ven obligados a trabajar juntos en un artículo para un periódico. Jenson no está dispuesto a dejar pasar esta segunda oportunidad de ser feliz con la mujer que siempre ha amado, pero antes tiene que conseguir que ella le perdone… Aunque el amor de verdad nunca se acaba, ¿serán capaces de aprovechar la ocasión que se presenta ante ellos para volver a estar juntos?

Estaba como loca por leer esta historia después de disfrutar de la primera entrega "Corazones que se rompen"(OPINIÓN AQUÍ), porque me daba la impresión de que los protagonistas de esta novela tenían mucho que contarnos y que se avecinaba una historia igual o más intensa que la de Estelle y Oliver y, he de admitir, que me ha gustado muchísimo más, sin desmerecer en absoluto la de corazones que se rompen, en este caso corazones que se encuentran me ha llegado muchísimo más la de Mia y Jenson

Quiero recalcar que los tres libros que componen la trilogía "Corazones" son autoconclusivos e independientes, se pueden leer por separado tranquilamente pero yo aconsejo que os los leáis en orden para que conozcáis, de una manera más cercana, a todos y cada uno de los protagonistas, ya sean principales o secundarios. Por cierto, no habrá que esperar mucho ya que en Septiembre sale publicada la tercera y última entrega de esta serie "Corazones que vuelven a latir" y poder conocer, por fin, la historia de Victor. La verdad es que se agradece muchísimo el hecho de que las entregas hayan salido tan seguidas, es algo que me ha encantado, el no tener que esperar una eternidad entre libro y libro.

Nuestros protagonistas son Jenson y Mia

Mia: una chica que adora su profesión, la de ser fotógrafa. Tiene una conexión especial con su hermano y no es de extrañar porque son gemelos y se complementan a la perfección. Es una auténtica friki de "Juego de Tronos", una persona dinámica, ingeniosa, algo alocada, cariñosa, con temperamento, muy leal, amiga de sus amigos y, a la par, pone toda la pasión que posee en todo lo que hace, es bastante insegura, muy orgullosa y no olvida fácilmente las traiciones, con lo cual, crea a su alrededor un muro de indiferencia y protección para con las personas que le han podido dañar, y Jenson es una de esas personas, con lo cual, el muro es más grueso para que no pueda volver a dañarla. Estaba muy enamorada de él y con la mirada se lo decían todo, al igual que adivinaban lo que pensaba el otro o cómo se sentían en ese momento. desde que el propio Jenson le hizo saber que se iba a casar... no hubo manera humana de que aceptase el hecho de que lo perdía y mucho menos de que pudiese gestionar la ira y la rabia que se adueñó de ella. Le surge la oportunidad de trabajar en una revista de gran tirada en Nueva York durante unos meses y, a pesar de saber que puede encontrarse con Jenson en cualquier momento, decide aceptar y trasladarse buscando una oportunidad para dar a conocer su trabajo y, si hay suerte, poder exponer algún día en una galería sus fotografías. El problema es que le cuesta mucho desvincularse de sus padres, su hermano y sus amigos, pero sobre todo de las playas de su querida Santa Bárbara qué tanta paz, serenidad y tranquilidad le transmiten. Teme salir de su zona de confort pero eso no le detiene para intentar alcanzar su sueño. 

Jenson: un chico que ha tenido una infancia muy difícil debido a la carencia paterna y al abandono de su madre, aunque gracias a Patty, su madre adoptiva consigue salir a flote. A pesar de su aspecto de tipo duro con su moto y sus tatuajes, es realmente un chico especial, con un gran corazón, apasionado, generoso, divertido, ocurrente, leal y muy sociable. La otra persona que consiguió que mantuviese los pies en la tierra, que le acepto tal y como era y le dio una razón para seguir adelante fue Mia, su mejor amiga, su amante, su novia y su mayor parte. Pero al trasladarse a Nueva York para estudiar cometió un error difícil de digerir por parte de Mia, pero su vena responsable le impide cometer los mismos errores que sus progenitores y afronta las consecuencias de sus acciones, a pesar de perder lo que más quiere y necesita en su vida, a Mia. Al conocer el hecho de que Mia se traslada a Nueva York, cinco años después de su ruptura y tras haberse divorciado, ve la oportunidad de explicarse y sobre todo de recuperarla si consigue lograr que le escuche y le perdone. 

Me ha encantado volver a saber de Estelle, Oliver, Víctor, Rob... aparte de que la autora nos da a conocer a otros personajes que aparecerán a lo largo de la historia de Jenson y Mia. Krista, Olivia, Fran, Juan Pablo, Millie, Annabelle, Ross, Barry, Carson, Rodrigo... algunos de los cuales, y no os voy a decir quiénes, son los causantes de que en su día se produjera un antes y un después en la vida de Jason y Mia, pero sobre todo en la de Jenson

Los protagonistas definitivamente me han fascinado por su naturalidad, su sensibilidad, su fuerza y su gran corazón. Con ambos conectas desde la primera página, sobre todo debido a los acontecimientos que los separan, ya no sólo por el error de Jenson y la decepción de Mia, sino por el hecho de que él es de origen humilde y ella proviene de una familia adinerada y los padres de la protagonista tienen ciertos prejuicios, con lo cual, Jenson considera que no es suficiente para Mia. La autora te pone difícil el hecho de empatizar con uno o con otro personaje en mayor o menor medida, así que no puedes evitar hacerlo con los dos, porque comprendes perfectamente sus decisiones y sus comportamientos. Cierto es que los protagonistas de la anterior novela, Estelle y Oliver me cautivaron, pero Mia y Jenson... se han ganado mi corazón y no puedo evitar adorarlos. 

La pluma de la autora es muy cuidada, con mucho trasfondo, fluida, ágil, dinámica y fresca haciéndote la lectura de la novela muy amena sobre todo por la corta longitud de los capítulos, los diálogos tan abundantes y dinámicos y la narración tan fluida y bien estructurada. Te mantiene en vilo por saber qué es lo que va a suceder a continuación a raíz de su giros argumentales en el desarrollo de la historia. Es una mujer que escribe con tanta sencillez, pasión y sentimiento que te encoge el corazón. 

Las escenas íntimas son descritas con mucha pasión y estilo, pero sobre todo con sentimiento, necesidad y anhelo algo que consigue erizarte la piel. No son excesivas pero os aseguro que son las justas y necesarias. Me gusta mucho la manera que tiene la autora de describirte las playas de Santa Bárbara (California), la Gran Manzana como se considera Nueva York, las zonas de Brooklyn... lo hace de una manera tan ligera y decadente que desearías poder estar allí para ver lo que ellos ven. 

La historia está narrada prácticamente en su totalidad por Mia en primera persona, exceptuando en la precuela, el prólogo y ambos epílogos que son narrados por los dos protagonistas dando saltos de pasado a presente alternativamente a lo largo de sus años de universidad y cómo se van forjando sus sentimientos y cómo comienza su relación. Después han pasado cinco años y a partir de ahí nos mantenemos en el presente hasta el final de la historia. A lo largo de la novela Jenson nos expresa cómo se siente, sus reflexiones y pensamientos a través de la columna que escribe en el periódico dominical "The Time", no es que sea mucha su participación de manera directa pero sus columnas son muy significativas y estás deseando que llegue el final de cada capítulo para saber qué tiene que contarte. 

El libro consta de 328 páginas, divididas en 39 capítulos de extensión corta, una precuela de corazones rotos que consta de 7 capítulos, el correspondiente prólogo de la historia de Jason y Mia y, curiosamente, dos epílogos. En un principio puede resultar un poco enredado, pero no tardas nada en coger el hilo de la historia, ya que antes tienes que conocer los motivos por los que los protagonistas no están juntos. 


¿Mis impresiones? 
Pues he de admitir que me ha parecido una historia bastante compleja a la par que tierna y eso me ha encantado. Me ha despertado muchas emociones y se lo agradezco de todo corazón a la autora porque es lo que busco en una novela. He disfrutado muchísimo con la gran cantidad de humor que contiene, con lo frikis que son los personajes, con la conexión tan especial que existe entre Mia y Rob, independientemente de que sean gemelos. He disfrutado con la manera que tiene Rob tan particular de protegerla y de pincharla a partes iguales, con lo trasto y mete patas que es Víctor, con los puntazos de Estelle y de Oliver, con Olivia y su naturalidad increíblemente pura y su personalidad, con lo consecuente, natural y realista que es Krista, con las batallas dialécticas entre Mia y Jason, con lo poco que le gusta a Mia que la llamen "meep" que es el sonido que hacía el correcaminos, ya que no para de ir de un lado para otro al ser una persona muy activa, con los sonrojos de ambos protagonistas, con la amistad incondicional, con que el amor de verdad nunca se acaba, que el hogar está donde tú quieras que esté, con las argucias que utiliza Jenson para poder llegar a Mia... He sufrido por Mia al verla fuera de su zona de confort, perdida en un lugar que no conoce, por saber que va a trabajar con Jenson y, los sentimientos encontrados, la necesidad de rehacer su vida a pesar de el amor que alberga por él, la desconfianza, la inseguridad, la incapacidad de perdonar y escuchar... la acaban engullendo. Me han apasionado las columnas de Jenson en el periódico, lo que transmite a través de ellas, con el gran descubrimiento que hace Mia al ir fotografiando Nueva York, su parte más decadente humana y realista. Me han molestado mucho los prejuicios por la posición social, por juzgar a una persona sin conocerla, por los padres que abandonan a sus hijos algo muy cobarde por su parte dicho sea de paso. Por la actitud de Mia en muchas ocasiones a pesar de tener motivos más que suficientes, por su tozudez, por no escuchar, por dejarse arrastrar por el rencor y el orgullo, por sus disputas interiores, por el conflicto de intereses por parte de Jason, por la soledad, la introspección... he adorado a Jenson por su actitud y su paciencia, por sus corazones de papel, por su sensibilidad, por su amor incondicional a lo que más quiere en este mundo, a su sentido del honor, a su evolución a lo largo de los años en el terreno profesional al dejar fluir su faceta como escritor, y en el terreno personal también, al igual que Mia. A los quizás... tal vez algún día... es suficiente... que van más allá de ser meras palabras ya que lo pueden significar todo, dejando puertas abiertas a nuevas oportunidades. Os aseguro que me ha maravillado tanto lo malo como lo bueno de esta historia porque me ha hecho sentir y eso no está pagado. 

"Corazones que se encuentran" es una historia de segundas oportunidades que otorgan la madurez, el perdón y el amor. Una historia donde dos corazones se encuentran pasado los años y vuelven de nuevo a latir ya que son el uno para el otro aunque haya habido otras personas. Un carrusel de sentimientos y de sensaciones, tanto dulces como amargas, sufrimiento, perseverancia, perdón, superaciones personales, sentimientos encontrados y muchísimas dosis de amor, humor y ternura. 

Aparece periódicamente en la lista de bestsellers del New York Times. Sus novelas tratan desde suspense romántico hasta romance contemporáneo y son traducidas en la actualidad a siete idiomas diferentes. Vive en Miami, Florida, con su marido, sus dos adorables hijos, tres bulldogs, y dos gatos callejeros que se niega a admitir que son suyos (aunque vivan en su porche, les haya puesto nombre y continúe dándoles de comer). Cuando no se encuentra escribiendo una nueva historia, normalmente está perdida en las páginas de otra…



      





¡Pues hasta aquí la entrada de hoy!
Espero que os haya gustado  y si es así, por favor, comentadla y seguid al Desván...
¡Que siempre se agradece!




3 comentarios:

  1. Ni no lo podrías hacerlo mejor .... felicidades haces un trabajo espectacular ... me alegro conocerte aunque virtual. Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhhhhhh! Muchísimas gracias por tus palabras irina! No sabes lo feliz que me haces❤️
      Igualmente amore!

      Eliminar
  2. Por ahora no entra en mis planes de lectura pero no lo descarto del todo.

    Saludos

    ResponderEliminar

UN BLOG SE ALIMENTA DE COMENTARIOS, NO TE VAYAS SIN DEJAR EL TUYO, PROMETO DEVOLVERLO EN CUANTO PUEDA. MUCHAS GRACIAS! BESOS MALLORQUINES!!