El Desván colabora con...

lunes, 13 de agosto de 2018

Mi opinión nº194 "Olvídate de la lotería y deja que te toque yo" de Patty McMahou.

¡Buenos días mis delicias!
Hoy os traigo mi opinión sobre un libro que me ha encantado no, lo de después.
"Olvídate de la lotería y deja que te toque yo"
de Patty McMahou.
Quiero agradecer a Esencia el envío del ejemplar para su lectura.
¡Muchas gracias!
Y sin más demora...
¡Vamos allá!


Autora: Patty McMahou
Editorial: Espasa
Sello: Esencia
ISBN: 978-84-08-19029-5
Género: Erótico/Contemporáneo
Número de páginas: 377
Cuando Daniela vuelve a casa tras su primera visita a la clínica de inseminación artificial y encuentra a su marido en la cama con la cajera del supermercado, su mundo se derrumba y decide poner punto y final a su matrimonio. Gabriel, su amigo gay, la acoge en su piso e intenta animarla. Sin embargo, al ver que no levanta cabeza, le regala un viaje a Estados Unidos, donde conocerá a Julián, con quien compartirá una noche de locura, sexo y desenfreno. De regreso a España, Daniela se lanza al mundo empresarial con un negocio de foodtruck. Gracias a él, volverá a encontrarse por pura casualidad con Julián, cuya vida ha dado un gran cambio debido a una promesa que le hizo a su mujer fallecida. Daniela tendrá que lidiar con ello, así como con las locuras de sus amigas Drags, los problemas económicos, la malicia de la amante de su ex y los equívocos que harán que Julián rompa con ella para siempre. ¿Será capaz de dejar a un lado su orgullo, sus miedos y su desconfianza para recuperar la positividad que ha desaparecido de su vida? ¿Conseguirá Julián convencerla de que, para él, el mejor premio de lotería es ella?

Os aseguro que lo que yo me he podido reír y emocionar con esta novela no está en los escritos, cada vez me gusta más la manera de escribir de esta autora. Pero no me quiero dispersar porque ya os lo iré contando a lo largo de mi opinión que por cierto, va a ser un pelín extensa. No voy a añadir nada más a la sinopsis porque creo que ya nos pone suficientemente en antecedentes sobre de qué va la historia, aunque a decir verdad, hay muchísima más tela por cortar, pero me gustaría que lo descubriérais dándole una oportunidad a esta novela. 

¿Veis?,¡ Si es que me lío y no paro! así que sin más dilación vamos con mi opinión. Os hablaré como siempre sobre las personajes principales y secundarios, pluma de la autora, mis impresiones y lo que creo que podéis encontrar en esta novela. Comenzaré por daros a conocer a Daniela y Julián, nuestros protagonistas. 

Daniela: una mujer que vivía en la inopia mientras su marido se beneficiaba a la cajera del super de debajo de su casa. Una persona que por amor dejó atrás no solo sus sueños e independencia si no a su familia, amistades y la esencia que la hacía ser única. Presionada también por Manuel para tener un hijo, cuando ella no quería ser madre, y encima tiene que vivir ella sola todos los trámites y consultas para conseguir el objetivo que su marido tanto ansía. En cuanto se divorcia de él se va a vivir con su mejor amigo Gabriel a quién conoce de casi toda la vida y es su pilar fundamental para seguir adelante. Hastiada de la traición de su marido, de su familia disfuncional y de su situación actual, es decir, sin trabajo y totalmente hundida y perdida, viajará a Nueva York con Gabriel para desconectar y, una noche, conocerá a un hombre que hará tambalear todos sus cimientos. Ella se siente muy atraída por Julián y además le hace que recuerde a la Daniela que era antes de casarse, pero sabe que solo es una aventura porque al día siguiente debe volver a España. Cuando regresa toma la decisión de crear su propio negocio un "Food Truck" ya que lo que más le gusta es cocinar, afición heredada de su abuela. Debe volver a tomar las riendas de su vida, conseguir convertirse en una mujer emprendedora y recuperar su independencia. En España volverá a coincidir con Julián y su atracción por él será irremediable. Comenzarán algo a lo que no sabe poner nombre pero que le hace sentir viva y un miedo enorme a partes iguales. Es una mujer divertida, bastante intensita, algo melodramática, apasionada, bastante payasa y con un gran corazón. A su vez es una persona vulnerable, desconfiada, bastante orgullosa y muy cabezota. 

Julián: un empresario que por cuestiones de trabajo debe viajar a Nueva York. Hace años que es viudo y al ver a Daniela se despiertan en él todos sus instintos más primitivos. Después de esa noche llena de pasión desenfrenada que pasa con ella no puede sacarla de su cabeza, y menos cuando desaparece sin ni siquiera despedirse. Lo que no espera es volver a encontrarse con ella tras su regreso a España y decide que quiere conocerla más en profundidad. Cada vez que están juntos... al final recibe una llamada y sale corriendo, pero no se atreve a contarle a Daniela el motivo de su partida por si sale corriendo espantada. Es un hombre atractivo, trabajador, cariñoso, responsable, con más paciencia que un santo y mucha imaginación... ahí lo dejo. 

¿Qué decir de Daniela y Julián?, pues que me he enamorado irremediablemente de ellos. La autora ha sabido crear a personajes reales y naturales como la vida misma y no sólo los protagonistas no, pero ya llegaremos a los secundarios. Ambos personajes tienen garra y carisma a raudales, humor, corazón, miedos e inquietudes y una vulnerabilidad que los hace muy especiales y cercanos. Conectas con ellos desde la primera página e, inevitablemente, empatizas con ellos en todas y cada una de las situaciones que viven y de los obstáculos que deben sortear, sobre todo los emocionales. 

¿Y sobre los personajes secundarios?, pues os puedo asegurar que lo mismo que os he comentado sobre los protagonistas se aplica exactamente igual a todos ellos, además sumaré que son estrafalarios, surrealistas, rocambolescos, padecen de locura transitoria, son extravagantes, genuinos, divertidísimos y los acabas amando con sus defectos y sus virtudes. No hay ni uno de ellos que no sea relevante y necesario en el desarrollo de la historia y me gustaría daros conocer a alguno de ellos. 

Gabriel: es abogado y el amigo incondicional gay de Daniela y siempre está presto a ayudarla o sermonearla según se tercie. Él también tiene su pedacito de protagonismo en esta historia. 

Mario: otro amigo la mar de excéntrico y melodramático, pero por un corazón que no le cabe en el pecho. Ayuda a Daniela en el "Food Truck". No puede mantener la colita quieta y cuando se pone nervioso se vuelve un comedor compulsivo, provocándole a Daniela más de un quebradero de cabeza por ambos motivos. También vamos a conocer cambios en su vida a lo largo de la historia.

Sandra: también ayuda a Daniela en su negocio. Tiene un gran potencial como chef y es una foguilla, con un genio y un pronto de aúpa, pero también es muy cariñosa y enamoradiza. 

La Yaya: abuela de Mario, octogenaria y con un canal de Youtube, es la abuela que todos querríamos tener. Es vivaracha, arrea pescozones por doquier y su mentalidad dista mucho de su edad y generación. Sencillamente la amo. 

Manuel: el infiel ex marido de Daniela, culpable de todas sus desgracias y de llegar a anularla y aislarla. Decir que me cae mal es quedarse corta. 

Antonio: dueño de "La Picadura de la Cobra Gay", club donde hacen sus espectáculos las Drag Queens. Tiene complejo de David Hasselhoff y está chapado a la antigua. Es bastante gruñón aunque a veces muestra su corazoncito. 

Y hay muchos más pero os los daré a conocer durante mis impresiones con lo que me han llegado a provocar y despertar. 

La pluma de la autora es genuina, intensita, fresca, fluida, chispeante y algo alocada. Los diálogos son abundantes y muy livianos y la narración es una constante, sin altibajos, y con un dinamismo sin igual. Me encanta la barbaridad de metáforas que utiliza, comparaciones y expresiones con las que te partes de la risa constantemente. El planteamiento, el nudo y el desenlace están muy bien estructurados e hilados. Es una novela autoconclusiva, es decir, que el final de la historia queda perfectamente cerrado. 

Las escenas de pasión son descritas de una manera bastante gráfica pero sin llegar al extremo de resultar soeces. Aparte de que son al rojo vivo, consigue darles ciertos toques de humor en ocasiones, consiguiendo que la escena en si sea distendida y amena y te lleves alguna que otra sorpresita, no mete escenas de relleno en ningún momento, hay las escenas justas y necesarias. 

La historia está narrada en primera persona por Daniela y uno en particular por Julián. A su vez, la historia se puede considerar coral ya que a través de la narración en tercera persona conocemos las historias y locuras surrealistas y rocambolescas de algunos de los personajes secundarios. 

El libro consta de 377 páginas, divididas en 33 capítulos de extensión corta y un epílogo. Los encabezamientos de los capítulos son sencillos, constan solo del número y de la palabra "capítulo", evidentemente. 


¿Mis impresiones? 
He disfrutado como una enana de su lectura, de su trasfondo, reflexiones y puntos de inflexión. De los monólogos internos que mantiene Daniela consigo misma, las expresiones que utiliza, su incontinencia verbal y lorápidoquehablacuandoledaelnervio, su manera de dirigirse a tí consiguiendo hacerte partícipe de cada situación que vive, de que tiene más salidas que la boca del metro... me ha encantado Julián y su entrega por la gente a la que quiere, cómo después de perder a su esposa consigue salir adelante, esa sonrisa ladeada que te quita el hipo y su fogosidad para que negarlo y sobre todo su momento "torero"y la visita al negocio del padre de Daniela.... Me he reído como una loca con el aquelarre de perras/reinonas: María Humpajote, Elva Gina, Deborah Mela y Roncha Velasco, las divas de "La Picadura de la Cobra Gay", lo locas que están y los buenísimos momentos que nos dan, sobre todo el momentazo persecución y espionaje tampoco sutil. Aunque se llevan a matar entre ellas en el fondo se quieren. Con la manera de llamar al pobre Jerónimo pareciendo que se te vaya a echar encima el séptimo de caballería o lo grites antes de tirarte en paracaídas, con las vírgenes y dioses a los que se encomiendan todos, con el comedor compulsivo de Mario cada vez que se pone nervioso y lo promiscuo que es sin medir las consecuencias de sus actos ¡me encanta!, al igual que la paciencia de Gabriel, el spanglish de Mike mi guiri favorito, a la madre de Daniela a la que he apodado "la hierbas", el padre que no hace una a derechas, el chef famoso hiperactivo que por cada frase de 10 palabras 6 son tacos, con los tortazos que arrea mi querido Luis y sus bombas nucleares, con los puntazos de la Yaya y su personalidad... ha sido una verdadera locura esta historia, pero ¡bendita locura!. Me he emocionado con la manera de cocinar de Daniela y el amor que pone al hacerlo gracias a los consejos de su abuela y la forma tan especial de hacerlo y lo que implica dicho acto, con la perseverancia y tesón para reencontrarse uno mismo, por la soledad auto impuesta por un amor fallido, por los sueños cumplidos, la superación personal con el hecho de recobrar tu fortaleza para evolucionar y ser auto suficiente, con la amistad verdadera e incondicional, con lanzarse al abismo en un salto de fe que te haga volver a creer en el amor y te abraces y te aferres a él como si no hubiese un mañana ya que os aseguro que es la mejor lotería que nos puede tocar, el dinero ayuda pero no da la felicidad como en cambio sí hace el amor. Pero también he padecido con el orgullo y el ego que no traen nada bueno, con la falta de comunicación, con la derrota, las palabras no dichas, el distanciamiento por no ser honestos y cerrarse en banda, por el daño infligido de manera voluntaria e involuntaria, por ver tus sueños hechos trizas y no tener fuerzas ni ganas para remontar, por la anulación y pérdida de autoestima... y podría seguir así, en términos generales, hasta mañana, pero me encantaría que pudieseis disfrutar de esta magnífica historia, que le deis una oportunidad porque os aseguro que merece la pena. 

"Olvídate de la lotería y deja que te toque yo" es una divertida novela en la que dos personas totalmente dispares descubren de nuevo el amor, una novela en la que la locura, la ternura y la pasión están a la orden del día. Su lectura es adictiva y no puedes parar de leer desde que empiezas hasta que lo terminas. Como siempre digo, mi intención no es condicionar a nadie para que lea los libros que recomiendo, pero os aseguro que para mí es una de mis lecturas top de este año. Por mi parte recomiendo su lectura sin duda alguna. 

Yo nací y no había nadie en casa. En ese momento mi madre estaba comprando y cuando regresó ¡me echó tal bronca…! Bueno, no fue realmente como el maestro Gila lo contaba, pero pasó algo parecido. Esta pobre que os escribe vino al mundo en un momento en el que su madre casi no la esperaba, ella tan tranquila y, ¡hala!, aparecí yo hace bastantes más años de los que me gusta recordar. Desgraciadamente, dicen que la edad es un grado, pero a mí los únicos grados que me gustan son los del verano y la cervecita helada que te sirven en el chiringuito. En ese orden. Nací y crecí. Me casé y procreé. También por ese orden. Y de mayorcita, antes de casarme y procrear, los dedos ya le daban a las teclas de manera incontrolada. Algo así como la escritura automática pero sin poseerme ningún espíritu. Por lo tanto, lo de poner orden y sentido a las letras, las palabras y las frases, y conseguir que se entiendan, es algo que llevo haciendo mucho tiempo (aunque me daba vergüenza admitirlo). No hablaré de qué hago, dónde vivo u otras cosas, no vaya a ser que no os guste y deseéis venir a devolverme el libro o algo peor. Pero si buscáis mi nombre en el listín telefónico, aparezco por la M de McMahou. Por lo tanto, aquí me hallo, me encuentro y creo que soy. Espero no perderme. Y que dure.



    





¡Pues hasta aquí la entrada de hoy!
Espero que os haya gustado y si es así, por favor, comentadla y seguid al Desván...
¡Que siempre se agradece!






4 comentarios:

  1. Parece una buena opción para estas tardes de verano, una novela romántica y divertida, con muchos secundarios que ayudan a aderezar la historia...Anotada queda! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Tiene muy buena pinta, no me importaria darle una oportunidad. Espero poder hacerme con este libro pronto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola Rubia!!
    Pues decirte q lo acabo de terminar y no sabes lo bien q me lo he pasado leyéndolo. Menudos puntazos q tiene, necesitaba una lectura así. Gracias!! ❤️❤️

    ResponderEliminar

UN BLOG SE ALIMENTA DE COMENTARIOS, NO TE VAYAS SIN DEJAR EL TUYO, PROMETO DEVOLVERLO EN CUANTO PUEDA. MUCHAS GRACIAS! BESOS MALLORQUINES!!