El Desván colabora con...

martes, 21 de agosto de 2018

Mi opinión nº195 "Mentiras arriesgadas" de Antia Eiras.

¡Buenos días mis delicias!
Pues aquí me tenéis de nuevo con mi opinión sobre una de mis últimas lecturas. Espero que os guste y ¡os despierte el gusanillo!
Mi opinión es sobre...
"Mentiras arriesgadas"
de Antía Eiras.
Quiero agradecer a Zafiro eBooks por el envío del ejemplar en digital para su lectura.
¡Muchas gracias!
Y sin más demora...
¡Vamos allá!


Autora: Antia Eiras
Editorial: Planeta
Sello: Zafiro
ISBN: 978-84-08-19241-1
Género: Erótico/Romántico/Contemporáneo
Número de páginas: 491
Tras asistir a una fiesta de disfraces, Adriana Muñoz descubre que su vida puede cambiar drásticamente en un solo instante. Policía de profesión, se promete a sí misma descubrir al culpable de poner en peligro todo lo que es y todo lo que ama. Para ello se infiltrará en una de las empresas de publicidad más importantes de Barcelona, donde conocerá a Marc de Montellà, el único hombre que supondrá una amenaza no sólo para su tapadera sino también para su corazón. Secretos, amor, mentiras, odio y una obsesión tan intensa como insana serán los obstáculos que deberá esquivar Adriana hasta descubrir la verdad. Una verdad rodeada de mentiras arriesgadas y que llevará a sus protagonistas hasta límites insospechados. Una verdad para la que no siempre estamos preparados.

Esta novela es la primera que leo de la autora y no será la última os lo aseguro. Me ha impactado, sorprendido y emocionado a partes iguales, algo harto difícil hoy en día que yo, como lectora, agradezco muchísimo. Pero no me quiero adelantar así que voy a dar comienzo con mi opinión. Os daré a conocer a los personajes principales y secundarios, pluma de la autora, mis impresiones y lo que creo que podéis encontrar en esta novela. 

Nuestros protagonistas en esta historia son Adriana y Marc

Adriana: policía de profesión, una persona integra, responsable y totalmente decidida a que se cumpla la ley y se imparta justicia. Es una persona muy protectora con su otra mitad, la única familia que tiene y por quién sería capaz de dar su vida. Le prometió que siempre cuidaría de ella pero en la fiesta de disfraces no pudo hacerlo y la perdió, rompiendo así su promesa. Pero ella la conocía y sabe que era incapaz de abandonar este mundo de forma voluntaria por esa especie de conexión que existía entre ambas, así que decide tomarse una excedencia e infiltrarse en la empresa de publicidad donde trabajaba Tania de modelo, bajo otra identidad... y sexo, poniendo en peligro tanto su vida como su puesto de trabajo. Es una persona muy perseverante y cabezota y no parará hasta dar con el culpable o culpables de la muerte de su hermana por mucho que le quieran convencer de que se suicidó. Su trabajo consistirá en ser el nuevo chófer del director de la empresa, Marc de Montellà, quién tiene un carácter bastante difícil y en ocasiones es del todo insoportable. Adriana convertida en Adrián tendrá sentimientos encontrados por él, ya que por un lado siente una enorme atracción por Marc y por otro lado es uno de los posibles sospechosos de la muerte de Tania. Todos los acontecimientos vividos en el pasado y en el presente la vuelven una persona desconfiada, obsesiva, temeraria, imprudente e inconsciente, todo lo que antes no era. Lo único que no ha cambiado en ella es la animadversión que siente por el género masculino y el sentimiento de culpa que recae sobre sus espaldas desde hace años. A su vez es una mujer muy intuitiva, sincera, con carisma, sin filtro, leal, cariñosa con la gente a la que aprecia y con una gran agudeza para poner a la gente en su sitio o intentar ayudarla a pesar de que no hayan solicitado dicha ayuda, consiguiendo desconcertar al más pintado. 

Marc: director de la empresa de publicidad Montellà & Fills Publicitat. Un hombre taciturno que por una promesa que hizo a su padre ha tenido que dejar a un lado su verdadero sueño en la vida para hacerse cargo de la empresa con lo que ello conlleva. De manos atadas por culpa de una mujer debe comprometerse a hacer lo que le digan, para no perder el legado que, con tanto esfuerzo, su familia creó de la nada. Un hombre a quien el sentimiento de culpa por la muerte de sus padres le corroe por dentro. Es una persona desconfiada, huraña, mandona y exasperante y a la par es muy vulnerable, perseverante, carismático, sobre protector e incapaz de imponerse con las personas con las que debería. Cuando conoce a su nuevo chófer, llamado Adrián, desde el primer momento se dará cuenta de su desparpajo y su brutal sinceridad y será algo que admirará ya que nadie es capaz de decirle las verdades a la cara. Entre ambos se creará una conexión, una complicidad que atraerá a Marc como la luz a las polillas. Llegará un momento en que se sentirá muy atraído por Adrián y llegará a poner en duda sus preferencias sexuales y eso conseguirá desconcertarlo y casi volverlo loco por la indecisión y el desconocimiento de dicha atracción. 

Con los personajes principales la conexión fue instantánea. La autora los ha dotado de carisma, personalidad, sentido del humor, de esperanza, culpa, venganza, vulnerabilidad y pasión. Creo que es imposible que puedan ser más completos y eso hizo que empatizase con ellos sin remedio. Tienen fuerza y mucho peso en la historia, no son en absoluto planos, todo lo contrario, te mantienen en una constante montaña rusa de emociones, una amalgama de sensaciones y de sentimientos donde ríes, lloras, padeces y suspiras con ellos, disfrutas de su espontaneidad, de sus batallas dialécticas, compartes con ellos sus miedos e inquietudes junto a la involución y evolución que ambos sufren, en definitiva, vives la historia junto a ellos. 

En lo que respecta a los personajes secundarios hay un gran elenco, todos y cada uno de ellos forman una parte vital y muy activa de la historia de principio a fin. Los antagonistas son muy destacables dando ese punto de tensión por la maldad que albergan y por sus actos y malas artes pero es que, aún así, también te acaban atrapando por lo bien creados que están y por la notoriedad que tienen a lo largo del desarrollo de la historia. 

¡Me han encantado todos sin excepción!, Pol el hermano pequeño de Marc y un casanova empedernido que va a dar mucho juego a la historia, Nines la secretaria de Marc, una mujer pertinaz, cariñosa, muy inteligente y observadora, Lesly la recepcionista de la empresa con su cruz colgada del cuello y siempre encomendándose a su Diosito, Roser la malcriada y clasista mujer que no para de incordiar, Ricky el mejor amigo y vecino de Adriana, un guarda de seguridad con un hobby muy particular que intenta por todos los medios meter algo de cordura en la cabeza de su amiga a la que apoya de manera incondicional, a pesar de no estar de acuerdo con sus métodos. Ainara la compañera del cuerpo de policía de Adriana que la ayuda en lo que puede aún a riesgo de perder su trabajo y hay muchos más... pero para mí estos son los que más han llamado mi atención y eso que me he dejado a una que es crucial entre el resto, pero creo que si la describiese acabaría haciendo algún spoiler de más y esa no es mi intención. Aún así me refiero a Tania, la que de manera involuntaria se convierte en la causante de que esta historia tome forma. 

La pluma de la autora es sencillamente fantástica, es muy cuidada, fluida, constante y elaborada. La narración es dinámica y con unos excelentes giros argumentales que te mantienen a la expectativa de lo que va a suceder a continuación. Los diálogos son abundantes y muy bien desarrollados al igual que la narración nombrada anteriormente. La historia contiene grandes dosis de humor, de suspense y acción y su consabida dosis de pasión. El planteamiento, el nudo y el desenlace están muy bien estructurados e hilados, cerrando la historia con un fantástico y peculiar broche de oro que he disfrutado como hacía tiempo que no me sucedía. El libro es autoconclusivo, es decir, que en el final no deja ni un solo cabo suelto. 

Las escenas de pasión están descritas de manera ardiente, ligeramente explícitas pero sin rozar lo vulgar ni lo soez. Las escenas son las justas y necesarias que necesita esta historia. Como siempre digo prefiero la calidad a la cantidad y, en este caso, la autora se centra mucho más en lo que a la trama se refiere y es algo que me apasiona, el hecho de que no se añadan escenas de relleno ya que la trama en sí, la de suspense, intriga y acción es muy rica en contenido. 

La historia está narrada en tercera persona por ambos protagonistas y además por algunos de los personajes secundarios, dándonos de esa forma más perspectiva sobre el desarrollo de la historia, al igual que aportando momentos muy destacables y esclarecedores a lo largo de la trama, tanto sobre ellos como sobre nuestros protagonistas ya que es una historia coral y hay subtramas aparte de la trama principal. En un momento dado habrá un salto temporal hacia el pasado, cuando Adriana y su hermana tenían 7 años y conoceremos una parte de sí misma que tiene guardada y que le ha provocado un trauma bastante considerable. 

El libro consta de 491 páginas, divididas en un prólogo y 33 capítulos de extensión media. El encabezamiento de los capítulos es sencillo, solo contienen dicha palabra y el número correspondiente. En el prólogo nos muestra qué es lo que sucedió aquella noche en la fiesta de disfraces y, en el primer capítulo, han pasado 9 meses y descubrimos la terrible desgracia que dio lugar en aquella fatídica noche y las intenciones de Adriana por clamar justicia y, sobre todo, venganza. 



¿Mis impresiones? 
Considero que es una novela que no puede ser más completa, no le falta absolutamente de nada, sobre todo contiene reflexiones y muchos puntos de inflexión, aparte de drama, trama, humor, acción, suspense, amor y pasión a raudales. Es bien sabido por la gente que me conoce que lo que yo, como lectora necesito para que la novela me enganche son dos factores imprescindibles, el primero es conectar y empatizar con los personajes, sean principales o secundarios, pero sobre todo principales cosa que así ha sido, incluso con los secundarios al formar parte tan activa de la novela, y lo segundo que me provoquen reacciones, sean las que sean, pero que la historia no me deje indiferente y, en este caso, la autora lo ha logrado con creces. He disfrutado de las discusiones de Marc y Adrián/Adriana, de lo que les cuesta dar su brazo a torcer y lo rápido que se ponen a la defensiva, con los momentos que nos dan en el "Survive", con la obsesión de nuestros protagonistas por los baños, con los "Hellooooos" de Ricky, con los bicuriosos y los heteroflexibles, con las burradas que pueden llegar a soltar ambos por esa boca, por las ocurrencias de Adrián, con mi mosquetero y mi vampiresa, con la vena cotilla de Nines y Lesly... momentos con los que he disfrutado como os he comentado y con los que me he reído muchísimo. Pero también he padecido con el sentimiento de culpa y los sacrificios de Marc y Adriana, con el peso que cargan a cuestas ambos por situaciones que se escapan a su control, con la desconfianza, las mentiras más que arriesgadas, con su amor imposible, con el hecho de que no valoren tu capacidad de demostrar tu valía, con la pérdida, con lo que tuvo que padecer Adriana desde los 7 años y lo que luchó entonces por proteger a su hermana de los abusos de los adultos, por la falta de comunicación en ocasiones, por los sacrificios que se realizan por las personas que amamos y que pueden condicionar toda nuestra vida y sobre todo nuestra felicidad, con el hecho de ver como el odio y la sed de venganza puede cambiar a una persona convirtiéndola en una extraña y dejando de lado a la gente que le apoya. He admirado la evolución paulatina de ambos protagonistas en lo que a su personalidad, sus sentimientos y contacto carnal se refiere, al hecho de que se pueda dejar de odiar aunque no sea posible olvidar, pero a veces según qué actos no son lo que parece porque hay algo detrás, a que dejen de acarrear con culpas sin ser responsables, la vida nos pone a prueba constantemente pero no por ello tenemos que tener nada que ver. Me he indignado con la soberbia, la manipulación y maldad de muchas personas, con la avaricia, las obsesiones enfermizas, con el clasismo, la frivolidad, el desprecio y la falta de decencia y humildad... lo dicho, provocar reacciones y, en mí, se han despertado todas y cada una de ellas. 

Por norma general suelo acabar con mi conclusión para que veáis que creo que podéis encontrar en la novela que en ese momento he leído, pero aparte de deciros que la historia es tan adictiva y tan rápida de leer que se hace en un suspiro y te quedas con ganas de saber más, todo lo que os pudiese decir lo tenéis en mis impresiones porque es tal y como yo ,en particular, he vivido esta novela. Por mi parte y sin que sirva de condicionante para nadie, recomiendo su lectura por lo liviana que es y por la cantidad de frentes abiertos que contiene, en definitiva, una lectura que no te dejará indiferente, perfecta para una tarde de verano. 




Antía Eiras nació en la ciudad de Vigo, España, en 1974. Es la tercera de tres hijas de padres gallegos. Desde muy niña siempre le ha gustado leer y ese hobby se ha convertido en una pasión para ella. En febrero de 2015 publicó su primera novela, Los príncipes azules no existen... ¿O sí?, que a las pocas semanas se convirtió en bestseller en Amazon y duró más de un año en el Top100. También ha sido finalista en los Premios Eriginal Books. En el 2016 publicó su segunda novela, A la caza de tu amor, que fue galardonada con el premio Watty2015, llegando al puesto nº1 en las mejores plataformas digitales. En el 2017 publicó su tercera novela titulada Los guardianes: (La Orden de los Varones nº1)», el primer libro de una saga de corte romántico paranormal.



      



¡Pues hasta aquí la entrada de hoy!
Espero que os haya gustado y si es así, por favor, comentadla y seguid al Desván...
¡Que siempre se agradece!






1 comentario:

  1. ¡Guauu! O sea, ¡guauuu! Me he quedado sin palabras con la pedazo reseña que te has marcado.❤️❤️ Has destacado todos y cada uno de los matices que tiene la historia, siendo tan simple a la par que compleja. ¡Muchísimas gracias Isa! No sabes lo feliz que me hace que Adriana y Marc te hayan calado de esa manera, pero sobre todo que te hicieran sentir tantas emociones dispares.😍😍 Por mi parte, trabajo conseguido 😜 Besos guapísima 😘😘

    ResponderEliminar

UN BLOG SE ALIMENTA DE COMENTARIOS, NO TE VAYAS SIN DEJAR EL TUYO, PROMETO DEVOLVERLO EN CUANTO PUEDA. MUCHAS GRACIAS! BESOS MALLORQUINES!!