El Desván colabora con...

sábado, 8 de septiembre de 2018

Mi opinión nº198 "El Inglés" de Ilsa Madden-Mills.

¡Buenos días mis delicias!
Hoy os traigo mi opinión sobre la primera novedad del mes de septiembre de Phoebe Romántica, que se publicó el día 3.
Y la novela es...
"El Inglés"
de Ilsa Madden-Mills
Quiero agradecer a la editorial el envío del ejemplar para su lectura.
¡Muchas gracias!
Y sin más demora...
¡Vamos allá!


Autora: Ilsa Madden-Mills
Editorial: Pàmies
Sello: Phoebe
ISBN: 978-84-16970-87-2
Género: Erótico/Contemporáneo
Número de páginas: 304
Un luchador con cicatrices. Una chica con normas. Una pasión desenfrenada. Hay tres cosas muy evidentes sobre Elizabeth Bennet: es muy inteligente, siempre mantiene el control y su vida está basada en un conjunto de normas cuidadosamente elaborado. Ha aprendido de la manera más difícil que la gente a la que ama siempre acaba haciéndole daño. Pero entonces aparece Declan Blay, el nuevo vecino de su bloque de apartamentos. Declan es británico, experto en artes marciales y el chico malo del campus al que se supone que Elizabeth debe evitar, pero cuando lo conoce en una fiesta universitaria, todas las reglas que ella tiene sobre el sexo y el amor se desvanecen. Después de pasar una noche de pasión desenfrenada, él anhela algo más: tras la delgada pared que separa sus dormitorios, Declan sueña con que la vulnerable chica de al lado sea suya para siempre. Una moderna historia de amor inspirada en Orgullo y prejuicio.

No voy a añadir nada más a la sinopsis ya que creo que nos pone lo suficientemente en antecedentes sobre lo que es la base de la historia. Evidentemente los acontecimientos que se vayan desarrollando es otro cantar así que voy a dar paso a daros a conocer mi opinión como ya suele ser mi costumbre, os hablaré de los personajes, principales y secundarios, sobre la pluma de la autora, mis impresiones y lo que creo que podéis encontrar en esta novela. 

"No puedo concretar la hora, ni el sitio, ni la mirada, ni las palabras que fueron los cimientos de mi amor. Hace ya mucho tiempo. Estaba ya medio enamorado de ti antes de saber que te quería." Darcy.

Si os parece bien os voy a hablar de nuestros protagonistas: Elizabeth y Declan

Elizabeth: una humilde chica que vive en un campamento de caravanas en un pequeño pueblo de Carolina del Norte. Es alegre, segura de sí misma, soñadora, creativa y algo alocada. La lectura es su pasión, sobre todo la de los clásicos, crea bellas joyas con sus manos y vive a caballo entre las clases, la biblioteca y la librería donde trabaja para costearse sus gastos. Procede de una familia desestructurada, con una madre que no se comporta como tal pero con el amor incondicional de su abuela a la que adora. Después del baile de graduación y lo que acontece después esa misma noche... La Elizabeth extrovertida, cariñosa, alegre y creativa quedará relegada en el olvido dando paso a una chica introvertida y rota que se niega a volver a amar por miedo a que la dañen y que creará a su alrededor una coraza de frialdad y determinación en lo que se refiere al sexo masculino. Dos años después, su comportamiento no ha hecho más que afianzarse al igual que su coraza, se rige por unas reglas que ella misma se ha estipulado: sólo chicos de una noche, que no sean demasiado guapos, ni ricos, ni populares y la más importante de todas ellas, que sea ella en todo momento quien disponga del control. Al comenzar la universidad debe trasladarse a Raleigh, Carolina del Norte, y se muda a un apartamento cercano al campus. Durante la mudanza descubrirá que también otra persona se está trasladando al apartamento de en frente, un chico para ser más exactos. Cuando conozca a Declan, su nuevo vecino, con ese porte de chico peligroso y ese acento británico... todo su mundo se tambaleará. Pero sabe que no hay nada que hacer por varios motivos: porque quiere seguir manteniendo su corazón a buen recaudo y Declan además de llevar tatuado en la frente la palabra "Peligro" y vivir de la violencia que conlleva ser luchador, es la antítesis de los chicos con los que suele intimar. 

"Era un luchador, por el amor de Dios. 
No es el chico adecuado para mí. 
Ni él ni nadie, en realidad. 
Porque mi corazón estaba encerrado bajo llave, y la llave estaba enterrada profundamente en mi alma. Y nadie, ni siquiera Declan Blay, podía forzar esa cerradura".

Declan: un chico de metro noventa, con nombre gaélico (suspiros), ojos grises y tatuajes en su piel. Exuda peligro y fuerza por cada poro de su cuerpo lo que hace que todas las chicas suspiren por él. Es el más popular de la universidad, aunque detrás de esa fachada de chico malo se esconde una persona sensible, protectora, madura y con las ideas muy claras con lo que quiere hacer con su futuro, que no es otra cosa que alcanzar su sueño y hará lo que sea necesario por conseguirlo, a pesar de la negativa de su padre. Para conseguir dinero para dicho sueño participa en peleas clandestinas donde lo da todo de sí. Es muy inteligente, sensato y le encanta leer clásicos siendo "Orgullo y Prejuicio" su preferido. Cuando ve por primera vez a Elizabeth se da cuenta que toda esa frialdad e indiferencia no son más que pura fachada y desea ahondar para conocer a la verdadera chica, al unicornio, que se esconde tras dicha fachada. Pero a pesar de que tienen muchas cosas en común, aparte de sus gustos literarios, sabe que son polos opuestos y tampoco quiere involucrarse sentimentalmente ya que también ha sufrido en el aspecto amoroso. 

"Era mi reina, y yo quería ser su rey. Quería acomodarme en el trono de su cuerpo y amarla para siempre, pero no se trataba solo de sexo, aunque eso también. No, lo nuestro era que dos personas rotas se habían mirado profundamente a los ojos y habían identificado a su alma gemela. Se podía llamar destino o azar, o quizá karma, pero fuera lo que fuera, en el momento en que la vi bailar bajo la lluvia, lo supo mi corazón. A mi mente le había llevado algo más de tiempo." 

La autora ha conseguido crear unos personajes que te resultan cercanos con los que conectas y empatizas enseguida, o al menos eso me ha sucedido a mí. Que muestran carácter, vulnerabilidad, miedos e inquietudes, sueños y perseverancia por alcanzar dichos sueños. En mi opinión no son en absoluto planos, te mantienen sumergida en un tira y afloja de voluntades que me ha fascinado. 

"En el momento en el que aquella libélula se posó sobre ti, diciéndome que te viera... que te viera de verdad, supe que sacudirías mi mundo". 

En lo que respecta a los personajes secundarios no hay en exceso pero son los justos y necesarios para acompañar a nuestros protagonistas a lo largo del desarrollo de la historia, provocando situaciones, conflictos y momentos divertidos. En cuanto a los antagonistas la verdad es que hay varios: los que lo son por despecho, los que por naturaleza son malvados de por sí, los que lo utilizan como medio para conseguir un fin, estos últimos pueden ser con fines positivos o negativos pero son previsibles cuando los vas conociendo. En cambio también considero antagonistas a los propios protagonistas de esta historia por el hecho de dañarse mutuamente para mantenerse alejados y negar lo evidente. 

Os voy a dar a conocer a los secundarios que han captado mi atención. 

Ellos son... 
Dax: hermano pequeño de Declan, (trae sorpresa por cierto), aunque estudia psicología prefiere disfrutar de la vida y no perderse ninguna fiesta ya sea de la Fraternidad o de otros clubes. Es un mujeriego empedernido, extrovertido, simpático y un auténtico golfo. Declan siempre ha sido muy protector con él desde que eran niños. A pesar de su reputación es muy inteligente pero le faltan ganas para sacar provecho de cara al futuro. Es natural, directo y responsable cuando la ocasión lo requiere y mediará en más de una ocasión entre Elizabeth y Declan. Me encantaría que hubiese historia de este personaje porque creo que iba a dar mucho juego sin duda alguna. 

Shelley: mejor amiga de Elizabeth, a pesar de provenir de una familia adinerada nunca le ha importado que su amiga sea de clase humilde y la ha apoyado en los peores momentos que vivió después del baile de graduación. le encanta la moda y confeccionar ropa, es una chica alocada, divertida y una auténtica devora hombres, además de un gran apoyo para Elizabeth

Blake: mejor amigo de Elizabeth, al igual que Shelley siempre ha estado al lado de su amiga, aunque a veces no es muy acertado en sus comentarios y su vena sobre protectora es excesiva, lo que hará que tenga más de un encontronazo con Elizabeth por el interés que siente ella por Declan

Pero hay más: Candi, karl, Colby, Nadia, la tortuga ninja, Winston, Lorna, Rick... Algunos más destacables que otros por el juego que dan a lo largo de la historia, aunque preferiría que los conozcáis personalmente, al igual que al resto, dándole una oportunidad a la novela. 

Por norma general no suelo hablar de las portadas ya que yo soy más de sinopsis, pero es que en este caso no la puedo obviar tanto por su fuerza, belleza, lo significativa que es y, evidentemente, no se puede negar que es la mar de sugerente. 

La pluma de la autora es elaborada, fluida y con una intención de transmitir ciertos valores que considero muy importante. También desprende ternura, decadencia, pasión y dramatismo. Los diálogos son abundantes y livianos al igual que la narración, no es que haya giros argumentales en exceso destacables, exceptuando en alguna que otra ocasión sobre todo de cara al final, pero aún así no es una historia plana, aunque me ha faltado más lucha, más sexo y más acoso por parte de los antagonistas, es decir, más acción en todos los ámbitos. Aún así el planteamiento, el nudo y el desenlace están muy bien desarrollados y estructurados, con un final bien cerrado, algo que no siempre resulta fácil para la autora y satisfactorio para el lector. 

La traducción al español por parte de María José Losada está realizada de una manera excepcional como siempre, y quiero agradecerle que con su trabajo y esfuerzo podamos disfrutar, en nuestro idioma, de muchas novelas de autoras extranjeras que para muchas de nosotras eran desconocidas hasta el momento. 

Las escenas de pasión para mi gusto son escasas pero están descritas de manera explícita pero sin resultar soeces. Han llegado a catalogar esta novela de género juvenil y os aseguro que para nada es así, ya que puede dar pie a equívocos y que puedan leerlo menores de edad. Los protagonistas tienen veintidós años y, evidentemente, hay relaciones sexuales detalladas y bastante hots. Repito, "NO" es una novela juvenil. 

El libro consta de 304 páginas, divididas en 38 capítulos de extensión corta. Además contiene un prólogo en el que retrocedemos en el tiempo dos años donde conoceremos de mano de Elizabeth la experiencia traumática que vivió y que hizo que su existencia diera un giro de 180 grados. A su vez contiene un epílogo muy logrado y que cierra perfectamente la historia. 

La historia está narrada en primera persona por ambos protagonistas, en ocasiones de forma alternativa y en otras ocasiones no. La verdad es que el hecho de conocer la perspectiva de los dos ya hace que la autora gane puntos para mí, porque es la mejor manera de meterte en su piel, de conectar y empatizar con ellos y, sobre todo, entenderlos y juzgarlos si se da el caso. 

 ¿Mis impresiones? 
Pues que es una novela que se lee en un suspiro por la atracción que sientes por los personajes, es una historia que te hace reflexionar sobre muchas cosas, lo horrible que es tanto el abuso de poder como el físico, el acoso, los celos, las carencias, la envidia malsana y la negación, pero también disfrutas de cosas bellas como una libélula azul que te acompaña en los momentos más decisivos, en los bailes bajo la lluvia, en el balconing, en los abrazos tranquilizadores que consiguen aliviar las cicatrices del pasado que siempre están presentes, en la petición de besos deseados y anhelados, en que te "vean" no sólo con los ojos si no con el alma, en crear auténticas bellezas con tus manos, en ceder el control existiendo una confianza ciega, en los saltos de fe para recuperarse y avanzar, en la ilusión de alcanzar los sueños que nos harán felices... Pero no hay nada más bello que dos almas gemelas destinadas a encontrarse en esta historia inspirada en uno de los mayores clásicos de la literatura. El título no puede ser más acertado porque el Orgullo y Prejuicio están muy presentes entre nuestros protagonistas, esas almas gemelas que se reconocen pero no lo admiten, evidentemente la lucha está servida... 

"El inglés" es la historia de dos personas totalmente opuestas por su forma de vivir y ver la vida, porque les separa un abismo difícil de sortear pero el destino es muy caprichoso y no parará de poner a uno en el camino del otro con una libélula azul como guía. Una historia llena de segundas oportunidades, de fortaleza, lucha y superación personal. A mí particularmente me ha gustado bastante, en vuestras manos está darle una oportunidad. 


Los libros de Ilsa Madden-Mills han aparecido periódicamente en las listas de novelas más vendidas de The Wall Street Journal, de The New York Times y de USA Today. Le gusta que sus heroínas sean fuertes y sus héroes, hombres poderosos y atractivos que muchas veces solo merecen un buen bofetón. Es conocida por sus melodramáticos y divertidos romances del género New Adult que transcurren en el ámbito universitario. Como exprofesora de inglés y bibliotecaria de un instituto, adora todo lo relativo a Orgullo y prejuicio, y el señor Darcy es su protagonista ideal. Ama los unicornios, el café con espuma y las Crónicas vampíricas, así como cualquier libro en el que las mujeres manejen la espada. 


    





¡Pues hasta aquí la entrada de hoy!
Espero que os haya gustado y si es así, por favor, comentadla y seguid al Desván...
¡Que siempre se agradece!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

UN BLOG SE ALIMENTA DE COMENTARIOS, NO TE VAYAS SIN DEJAR EL TUYO, PROMETO DEVOLVERLO EN CUANTO PUEDA. MUCHAS GRACIAS! BESOS MALLORQUINES!!