El Desván colabora con...

jueves, 29 de agosto de 2019

Mi opinión nº214 "Los hombres de Texas no hablan de amor" de Olivia Ardey.


¡Buenos días mis delicias! ¿Qué tal lleváis el jueves? yo sin parar de leer y, lo que es mejor aún, todas novelas me están gustando mucho y próximamente os daré a conocer lo que me han parecido. Hoy os traigo mi opinión sobre una de las últimas novelas que he leído y es sobre... 
Los hombres de Texas no hablan de amor” 
de Olivia Ardey, una de mis escritoras preferidas de género romántico que salió publicado con Esencia. Quiero aprovechar para agradecer el envío del ejemplar para su lectura y pedir disculpas por la tardanza. 
 ¡Muchas gracias! 
Y sin más demora… 
¡Vamos allá!



Autora: Olivia Ardey
Editorial: Planeta
Sello: Esencia
ISBN: 978-84-08-19976-2
Género: Romántico/Contemporáneo
Número de páginas: 320
A pesar de que sólo iban a ser unos días, Jasper Blanchard aceptó de mala gana el encargo de pasear a un estudiante por los alrededores del rancho. Boquiabierto, vio cómo llegaba a la terminal del aeropuerto una rubia de largas piernas. Sam, el joven empollón que esperaba, resultó ser Samantha. La prioridad de Samantha Larson era recabar datos para su investigación académica, pero lejos de casa no iba a desaprovechar la ocasión de disfrutar al límite de aquellas vacaciones. Sin embargo, las apariencias engañan. Ni Jasper es inmune al amor, ni Sam es tan ingenua como para arriesgar su futuro por el vaquero con la mirada más sexy de Texas. Cuando años más tarde Sam vuelve al rancho Blanchard, Jasper no la recibe de buena gana. No sabe que Sam ha regresado con una herida en el alma que solo él puede curar, si es capaz de perdonarla por mantenerla en secreto.

Como hago siempre os hablaré de los personajes principales, secundarios, pluma de la autora, mis impresiones y lo que creo que podéis encontrar en esta novela. 

Nuestros protagonistas son Sam y Jasper

Sam: una chica criada por un matrimonio de buena posición que son dueños de una editorial y, con el tiempo, consiguen contagiarla de su pasión por la literatura hasta el punto de sacarse la carrera en la universidad. Es una chica alegre y soñadora, aventurera, se deja llevar por el momento y disfruta de la vida. Un trabajo de investigación que necesita realizar para la universidad la llevará a un pequeño pueblo de Texas llamado Liberty. Su intención es conocer las historias orales del folklore del antiguo Oeste. en Liberty conocerá a Jasper, quien le ayudará en su investigación y pasará un apasionado verano junto a él. Pasado el verano un malentendido hará que sus caminos se separen y cada uno siga con su vida, aunque la de Sam no volverá a ser la misma. Años después se volverán a reencontrar y el nexo será Simon, el abuelo de Jasper, que aparecerá con su nieto y un desvencijado cuaderno donde cuenta su historia de amor con su mujer Mary. Simon quiere que su historia se convierta en algo para recordar. Así que Sam después de darle muchas vueltas, de leer el cuaderno y sufrir una traición inesperada e imperdonable, decide volver a Liberty, a pesar de saber que por parte de Jasper no va a ser bien recibida. 

Jasper: un joven vaquero que trabaja en la granja familiar ayudando a su padre. Es una persona divertida, carismática, apasionada y hospitalaria. Cuando conoce a Sam, la chica de ciudad, queda totalmente prendado de ella, ya no solo por su belleza sino por su inteligencia y personalidad. Se ofrecerá gustoso a ayudarla en su investigación dándole a conocer a personas mayores que tienen cientos de historias por contar y él mismo también le dará a conocer alguna que otra leyenda que la cautivarán. Viendo la predisposición de ella y lo mucho que la desea darán rienda suelta a la pasión que sienten ambos durante lo que durará la estancia de Sam en el pueblo. Será un verano difícil de olvidar. la visión de Sam sobre su relación y un suceso que ocurrirá en su entorno más cercano, harán de Jasper un hombre taciturno y dedicado única y exclusivamente al trabajo. Ocho años después deberá enfrentarse a la mujer que le nubló la razón por complacer a su abuelo Simon. El regreso de Sam a Liberty no resultará nada fácil para él, ya que el pasado lo sigue teniendo muy presente. 

Antes de comentaros que me han parecido los personajes principales quiero haceros saber que si esperáis encontrar a un personaje masculino que, por ser vaquero, sea dominante controlador y rudo al estilo del antiguo Oeste, no va a ser así ni por asomo. Los personajes son vulnerables, soñadores, con sus miedos e inquietudes, sus secretos, con cantidad de inseguridades y recuerdos dolorosos, lo que hace que te calen hondo y consigas conectar con ellos desde la primera página. 

Respecto a los personajes secundarios debo decir que hay infinidad de ellos. Todos y cada uno son indispensables en el desarrollo de la historia de Sam y Jasper y, a su vez, sobre la historia de Simon y Mary, y aunque me han encantado prácticamente todos sin duda alguna me quedo con Simon y Mary. Me gustaría poder hablar de ellos pero es que si lo hago es como arrebatar la magia a esta relación, a este hombre y a esta mujer que lucharon contra viento y marea por su amor a pesar de las pérdidas y las habladurías. De hecho os invito a que los conozcáis con la lectura de esta novela y no solo a ellos sino también a todos los demás que están profundamente implicados en ambas historias. 

La pluma de la autora es exquisita como siempre, con una prosa muy elaborada y cuidada y con una sensibilidad y crudeza que aturulla. Los diálogos son abundantes y bien hilados con la narración que está perfectamente desarrollada. El planteamiento, el nudo y el desenlace no pueden estar mejor estructurados, sobre todo el nudo, que es donde conocemos la historia de Simon y Mary, alternando con cómo va evolucionando la relación entre Sam y Jasper. El final está cerrado a la perfección sin ningún tipo de cabo suelto. 

Las escenas de pasión no son excesivas y están descritas con sutileza y cuidado, algo que considero esencial en una novela de género romántico. 

Siempre he admirado la exhaustiva investigación que realiza la autora en cada una de sus novelas, ya sea sobre arquitectura, lugares, costumbres, profesiones, etcétera. Y en este caso no ha sido diferente ya que Olivia nos adentra en el mundo editorial y en la máquina bien engrasada que hay tras ella cuyo trabajo es harto complicado y la de personas que hay detrás (valga la redundancia) de la publicación de un libro y todo lo que conlleva antes y después de dicha publicación, es decir, desde el borrador, al manuscrito,corrección,editar,mandar a imprenta hasta promociones, presentaciones, eventos, etc. También nos muestra el lado más profundo y oscuro de Texas, sus habitantes, tradiciones, costumbres y medio de vida. Nos da a conocer todo lo referente a la agricultura, la ganadería y la cría de reses de la zona. También nos da a conocer lo que a lo largo de los años fueron acontecimientos notorios, ya sean de origen musical, cinematográficos, bélicos, políticos, etc. Y todo lo describe de una manera liviana y muy ligera que es una auténtica delicia, consiguiendo que en ningún momento pueda resultar denso o cargante. 

El libro consta de 318 páginas, divididas en 21 capítulos de extensión media, un prólogo y su correspondiente epílogo y, para deleite del lector, un regalo final que me ha fascinado. 

La historia está narrada en tercera persona, conociendo la perspectiva de ambos protagonistas y algunos personajes secundarios. Algo que me apasiona ya que amplía la capacidad de interactuación desde el punto de vista externo. 

¿Mis impresiones? 
Ha sido una novela que he disfrutado de principio a fin aunque he de admitir que la historia de Simon y Mary me han emocionado mucho más que la de Sam y Jasper, que también lo ha hecho, pero me ha resultado un poco cliché en comparación con la de los otros dos personajes. Mi impresión sobre esta historia es que Sam y Jasper han sido los teloneros de la historia de Simon y Mary, ya que me ha parecido más profunda y dura que la de los protagonistas principales, aunque ellos también viven lo suyo. He disfrutado de las leyendas, de la hospitalidad que despliegan los habitantes del pueblo, también con la evolución de los protagonistas, como maduran y consiguen, no sin esfuerzo, alcanzar sus sueños. Me he emocionado y estremecido a partes iguales con el amor incondicional, el perdón, el cariño con el que Sam pone voz y alma a la historia de los abuelos de Jasper, la discriminación, la envidia, el dolor de la pérdida, de cómo el destino es indescifrable, con las críticas y habladurías, con las traiciones, la añoranza, el olvido y, para mí lo más importante como una lectora empedernida que soy, que una novela se consiga escribir con el corazón y con el alma, sobre todo con el alma, algo que considero totalmente grandioso. Puede ser que los hombres de Texas no hablen de amor, pero os aseguro que lo demuestran con sus actos que para mí son muchísimo más importantes que las palabras. 

Os aseguro que no hay ni un solo sentimiento que esta novela no despierte y sin duda alguna os recomiendo su lectura al 100%. Para mí es una de mis lecturas Top del 2019. Y añadir un apunte más… si os gustó el diario de Noah tiene algunas semejanzas en el contexto y es una auténtica maravilla. 

Olivia Ardey nació en Alemania, pero poco tiempo después su familia se trasladó a Valencia, donde reside con su marido y sus dos hijos. Ha crecido, vive y trabaja entre libros. Adora viajar, pasear por las calles de cualquier ciudad y veranear rodeada de rascacielos. Además de cuentos y relatos publicados en diversas antologías, es autora de diez novelas románticas; cuatro de ellas, “Dama de tréboles”, “Delicias y secretos en Manhattan”, “Una chica con estilo”, “Un duque sin honor”, de ambientación histórica, y “Bésame y vente conmigo”, ”Tú de menta y yo de fresa”, “Doce campanadas y un beso”, “Regálame París”, “En la Toscana te espero”, ”Si te quedas en Escocia”, “Un verano en la Provenza”, “Con sabor a Irlanda”, “Amore se escribe con licor de limón” y “La asombrosa bibliotecaria de Little Rock” de trama contemporánea. Con ellas ha consolidado un merecido hueco en el género romántico gracias a su sólida prosa y sus inéditas tramas. Olivia Ardey ha sido distinguida, entre otros, con el Premio DAMA 2013 a la Mejor Novela Romántica Actual, Premio AURA 2014 a la Escritora Romántica del año y Premio Púrpura Romántica de Honor 2015.



      





¡Pues hasta aquí una de las entradas de hoy!
Espero que os haya gustado y si es así, por favor, comentadla y seguid al Desván...
¡Que siempre se agradece!




1 comentario:

  1. Muchísimas gracias, mi corazón baila de contento despues de leerte. Besos valencianos

    ResponderEliminar

UN BLOG SE ALIMENTA DE COMENTARIOS, NO TE VAYAS SIN DEJAR EL TUYO, PROMETO DEVOLVERLO EN CUANTO PUEDA. MUCHAS GRACIAS! BESOS MALLORQUINES!!