El Desván colabora con...

jueves, 29 de agosto de 2019

Mi opinión nº215 " Los besos más dulces son la mejor medicina" de Paris Yolanda.

¡Buenas tardes mis delicias!
Aquí me tenéis otra vez con otra opinión sobre una novela que hace poco he leído y también pertenece a Planeta y a su sello romántico Esencia, y hoy lo he convertido en su día. Quiero aprovechar para agradecer el envío del ejemplar para su lectura y, de paso, pedirles disculpas por la tardanza.
¡Muchas gracias!
Mi opinión de esta tarde es sobre...
"Los besos más dulces son la mejor medicina"
de Paris Yolanda.
Y sin más demora...
¡Vamos allá!


Autora: Paris Yolanda
Editorial: Planeta
Sello: Esencia
ISBN: 978-84-08-20899-0
Género: Romántico/Contemporáneo
Número de páginas: 304
Yolanda es una joven barcelonesa con una buena posición social, fanática de las compras, el baile y la música romántica. Lucas, un madrileño afincado en Los Ángeles, combina su trabajo de policía de élite con las juergas nocturnas. Guapo y con un cuerpo de infarto, no hay mujer que se le resista. Pero no está dispuesto a atarse a nadie. Los caminos de ambos se cruzan por casualidad en Los Ángeles, ciudad en la que Yolanda está pasando unos días con sus locas amigas. Una foto, un trozo de tarta y unos bailes románticos conseguirán que ambos sientan algo muy especial. Pero una pelea, un atraco y un malentendido harán que sus vidas tomen caminos distintos, hasta que el destino se las ingenie para que vuelvan a encontrarse. ¿Surgirá de nuevo la magia entre ellos? ¿Conseguirá Yolanda enamorar al eterno soltero?

De Paris Yolanda es la segunda novela que leo y no sabía qué me iba a deparar esta lectura ya que soy más de erótica que de romántica, aunque la anterior la verdad es que me gustó mucho, pero antes de profundizar más voy a dar comienzo con mi opinión. Os daré a conocer a los personajes principales, secundarios, pluma de la autora, mis impresiones y lo que creo que podéis encontrar en esta novela. 

Nuestros personajes principales son Yolanda y Lucas

Yolanda: una niña rica a la que le encanta ir de compras y llevar Converse rosas. No trabaja así que se dedica a darse la gran vida. A pesar de tener tanto dinero, gracias a sus padres, se considera una chica sencilla, cariñosa y muy amiga de sus amigos. Es su vigésimo cuarto cumpleaños, sus amigas le regalan un viaje a Los Ángeles y así de paso celebrarlo todas juntas haciendo turismo y yendo de fiesta. Es una adicta a hacer fotos y, en una de ellas, saldrá por medio un chico misterioso y muy atractivo que le fascinará en cuestión de segundos. Tras su segundo encuentro que será igual de fortuito que el primero se creará una conexión entre ellos y los días que pase en Los Ángeles, compartirá parte de su tiempo con él y, el resto, se dedicará a visitar con sus amigas todo lo habido y por haber en Los Ángeles. Un malentendido con Lucas hará que las últimas horas que le quedan allí sean las más amargas de su vida. 

Lucas: es español, de Madrid concretamente, pero reside desde hace años en Los Ángeles. Es teniente de los SWAT y es un ligón empedernido, le encantan las mujeres pero solo para pasar el rato, no quiere ningún tipo de relación emocional ni ningún tipo de ataduras. Pero algo cambia en su interior cuando conoce a Yolanda, tan sincera, verdadera y pizpireta que hará que su mundo se ponga patas arriba. 

En lo que respecta a los personajes principales he de decir que no he conseguido empatizar ni conectar con ninguno de los dos. Me han resultado un poco flojos, en especial Lucas, no sé… me lo imaginaba más malo malote, menos accesible, haciendo desplantes, intentando mantener las distancias, siendo más mujeriego, pero en mi opinión no ha sido así y para mí se ha quedado a mitad de camino. En el caso de Yolanda pues he de decir que me ha resultado un poco insustancial, sin metas en la vida, bastante apática e infantil. Después de la descripción que nos da la sinopsis de Lucas, me ha resultado precipitado y poco creíble el instalove que se produce prácticamente desde el minuto uno. 

Respecto a los personajes secundarios me han llamado muchísimo más la atención, en particular Dani y Olga. El resto son importantes en la historia, pero algunos me han resultado imprescindibles (¡Ojo! que lo de imprescindibles es mi opinión personal al igual que todo lo que os he comentado hasta ahora), pero eso no significa que haya muchísima gente que no esté en absoluto de acuerdo conmigo. 

La pluma de la autora es sencilla, con un lenguaje coloquial que se agradece, los diálogos son fluidos y abundantes, la narración es a mí parecer algo plana en ciertos momentos, algo repetitiva en algunas ocasiones y he de admitir que siendo el personaje masculino un SWAT pensaba que había más acción.Los giros argumentales no son para mi punto de vista demasiado notorios, no sé cómo explicarme la verdad, pero creo que me ha faltado más, tanto en lo que se refiere a la trama o desarrollo de la historia como de los protagonistas. Me ha faltado que fuesen más pasionales, con más carácter y arrojo. Os va a parecer contradictorio, la verdad es que hasta a mí me lo parece, pero me leí la novela en una tarde y no porque me tuviese 100% enganchada sino porque creo que esperaba ese “más” que os he comentado anteriormente y no sabéis la pena que me da de que no haya sido así. 

A pesar de lo que os he comentado el planteamiento, el nudo y el desenlace están bien desarrollados y estructurados y, algo que siempre agradezco, es el hecho de que el final quede completamente cerrado y sin ningún cabo suelto. Otra cosa que me chirría un poco es encontrarme con exclamaciones en las que las palabras son kilométricas con un montón de vocales al final, al igual que los motes cariñosos que se profesan el uno al otro que me han resultado un poco cursis y empalagosos. 

El libro consta de 304 páginas, divididas en 34 capítulos de extensión corta y no contiene y prólogo ni epílogo. Los capítulos van encabezados con su correspondiente número. 

La historia está narrada en tercera persona desde la perspectiva de ambos protagonistas y algunos personajes secundarios. Para mí resulta estimulante conocer dichas perspectivas globales para involucrarme más en la historia. 

Una de las cosas que me ha gustado ha sido la manera que ha tenido la autora de describir los lugares que visita y su entorno en general ya que lo hace de forma escueta y directa sin que pueda llegar a resultar cargante. 

En la historia está muy presente la música y hay una extensa variedad de canciones. Aparte a la protagonista le encanta bailar. 


¿Mis impresiones? 
Pues aparte de todo lo que os he comentado anteriormente para mí, y quiero que quede claro que es mi opinión personal, me ha recordado a una película de Domingo, entretenida con momentos de humor pero con falta de más emoción y contenido. La autora incluye a un personajito chiquitín a quien ella adora y me encanta, pero el problema es que cuando aparece es como si eclipsase a Yolanda y Lucas. Sinceramente no sé si esa era la intención de la autora para darle notoriedad pero si es así realmente lo ha conseguido. También hay cosas que no he entendido y que durante el desarrollo de la historia se esfuman sin aclararte nada cuando llevas toda la novela preocupada por la salud de Yolanda y no puedo decir nada más para no hacer spoiler, pero para mí es una de las cosas que me ha resultado prescindible ya que podía dar paso a confusiones (supongo que la autora sabrá a lo que me refiero), incluso llegué a pensar que el título de la novela tenía que ver con esa supuesta situación de Yolanda, seguramente se refiere a que es la mejor medicina para las heridas del corazón, de ahí lo que os he comentado a que puede dar pie a confusiones. Lo que sí ha conseguido despertarme algunas emociones, tanto buenas como malas, ha sido la capacidad nula de dejar a hablar a nadie por parte de Yolanda, la paciencia infinita que tiene Lucas con ella, los sacrificios que realizan ambos para poder estar juntos, la discriminación que sufre ella por la persona que menos espera y más sin conocerla por culpa del rechazo que esta persona tiene arraigado desde que tiene uso de razón. También me ha llegado la amistad verdadera e incondicional que existe entre Yolanda y sus amigas que están siempre al pie del cañón para lo que necesite y viceversa. 


Los toques de humor que añade la autora a la historia también me han gustado. Sé que voy a sonar repetitiva pero esta es mi opinión personal y con ella no quiero condicionar a nadie, ya que lo que a mí no me ha terminado, por desgracia, de convencer o llenar a otras personas les puede encantar. Como siempre digo… para gusto los colores. 

Paris Yolanda nació en Badalona (Barcelona) un 18 de julio. Como buena cáncer, es una romántica de los pies a la cabeza. De niña le gustaba escribir poesía y leer todo tipo de libros juveniles. Con el paso de los años se aficionó a la novela romántica, género que la cautivó y con el que se siente identificada. Con la publicación en formato digital de su primera novela, Los besos más dulces son la mejor medicina, consiguió enamorar a todas aquellas personas que, como ella, creen en el amor con mayúsculas, idea que se ha reafirmado con sus siguientes libros: Me conformo con un para siempre y ¿Y si nos perdemos? Es una gran apasionada de la música, el baile y los viajes. En la actualidad vive con su familia en Badalona, la ciudad que la ha visto crecer y en la que disfruta paseando por la playa con sus mascotas. 



      





¡Pues hasta aquí la última entrada de hoy!
Espero que os haya gustado y si es así, por favor, comentadla y seguid al Desván...
¡Que siempre se agradece!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

UN BLOG SE ALIMENTA DE COMENTARIOS, NO TE VAYAS SIN DEJAR EL TUYO, PROMETO DEVOLVERLO EN CUANTO PUEDA. MUCHAS GRACIAS! BESOS MALLORQUINES!!