El Desván colabora con...

jueves, 21 de febrero de 2019

Mi opinión nº207 "El otro inglés" de Ilsa Madden-Mills.

Autora: Ilsa Madden Mills
Editorial: Pàmies
Sello: Phoebe
ISBN: 978-84-17683-02-3
Género: Romántico/Erótico/Contemporáneo
Número de páginas: 296
Un británico ardiente… Una americana despechada… Una noche en la que se olvidaron de quiénes eran… El novio de Remi Montague la deja plantada cuando faltaban dos semanas para la boda, así que, armada con unos "stilettos", su mejor amiga y una botella de tequila, se sube a un avión rumbo a Londres para ahogar allí sus penas antes de que comience el semestre de otoño en Whitman, la universidad en la que estudia. No tenía previsto acabar en una fiesta de máscaras ni despertar desnuda al lado de Dax Blay, el chico malo del campus de Whitman, el mismo británico que le había roto el corazón tres años antes. Y, por otra parte, no recuerda cómo han llegado a hacerse unos tatuajes a juego. Una vez de vuelta, los dos se esfuerzan en borrar aquella pasión desenfrenada de sus mentes y fingir que no han estado juntos en Londres. Aunque eso es algo muy difícil de conseguir cuando un hombre y una mujer se ven forzados a compartir casa y se sienten tan atraídos el uno por el otro… Una historia de amor moderna inspirada en "Romeo y Julieta". "Spoiler": Nadie muere en esta novela. ;-)


¡Buenos días mis delicias! Hoy os traigo mi opinión sobre la historia de el segundo gemelo británico más atractivo que existe en la faz de la tierra... El nombre de la novela es "El otro inglés" de Ilsa Madden-Mills, publicada por Phoebe Romántica, a quien quiero agradecer el envío del ejemplar para su lectura. 
Tras leer en su día "El inglés", la historia de Declan, el gemelo más malo malote de los dos quedé completamente prendada y Dax ha conseguido exactamente lo mismo a pesar de lo opuestos que son siendo gemelos. Pero no me enredo más. Así que sin más demora... ¡Vamos allá!

¡Ay Dax como la lías! desde el primer momento que apareció en la historia de Declan, su hermano gemelo, supe que si disponía de la suya propia, también tendría mucho que contarnos y os aseguro que no me equivocaba. Bueno aunque Remi no se queda atrás… 

La sinopsis es bastante directa y concisa para ponernos más o menos en antecedentes así que os voy a dar mi opinión sobre lo que me ha parecido esta historia. También os hablaré de los protagonistas, personajes secundarios, pluma de la autora y lo que creo que podéis encontrar en esta novela. 

Si os parece bien os voy a dar a conocer a nuestros protagonistas: Dax y Remi.

Remi: una chica que a sus veintidós años ha sufrido mucho pero que, con esfuerzo y tesón, consiguió reponerse. Se está sacando la carrera de ornitología, un tema que le apasiona y, casi siempre, suele utilizar a las aves para compararlas con personas o comportamientos particulares. Le gusta tener el control de todo lo que hace, tiene su vida planeada al detalle hasta que dos semanas antes de casarse su prometido decide dejarla. Con el despecho corriendo por sus venas y unas ganas locas por desconectar y desmelenarse, pero sobre todo de evadirse, decide aprovechar la luna de miel en Londres con su mejor amiga Lulu. Con una situación económica bastante precaria necesita distraerse antes de enfrentarse a la realidad… que da comienzo el semestre en unas semanas y no tiene donde vivir . Es una chica bastante torpe, no le gusta llamar la atención y es reservada y recatada. Está llena de inseguridades y de miedos, pero aún así sale adelante con valentía. Al coincidir con Dax en una fiesta de máscaras en un local llamado Masquerade, muy famoso en Londres, el pasado le golpea como una bola de demolición. Después de lo que pasó hace tres años… ha intentado evitarlo por todos los medios, pero no puede impedir seguir sintiendo esa atracción tan intensa por él aunque le resulte exasperante y doloroso. Su estancia en Londres será agridulce por situaciones que vivirá, malas e intensas, y otras excitantes y perturbadoras. Cuando regrese a Carolina del norte se encontrará viviendo en la misma casa que Dax ya que pocas opciones le quedan. Una Omega y un Tau, dos miembros de fraternidades rivales viviendo bajo el mismo techo… 

Dax: un chico para el que su meta en la vida siempre ha sido divertirse con los miembros de su fraternidad, ir de fiesta en fiesta y ligar con todas las hermanitas de Tau que se le ponían a tiro, una actitud completamente diferente a la de su hermano Declan, mucho más responsable y centrado. Le encantan los desafíos, es muy promiscuo, carismático, no mantiene relaciones estables por motivos que él solo conoce, prefiere su libertad y estar con chicas de una noche sin ningún tipo de complicaciones de carácter emocional. Es bastante hedonista y pagado de sí mismo, pero como lo consideran el “Señor macizo” y el “Rey del sexo”, se puede permitir creérselo y así lo hace. Después de lo que sucedió entre Remi y él, aunque siguió con su mismo ritmo de vida, jamás pudo olvidarla y no dejar de preguntarse qué hizo para que ella dejase de hablarle e intentar por todos los medios no coincidir en ningún lugar con él. Cuando se la encuentra en Londres y se entera que no se ha casado porque su prometido la dejó, un instinto protector hacia ella se despierta en su interior. Él está en Londres por razones familiares pasando el verano y, el Dax de ahora en muchos sentidos, dista considerablemente del de hace tres años. La atracción descomunal que sentía por ella y creía enterrada volverá con más fuerza y su cabeza entrará en conflicto con su corazón. Los días que pasará con Remi en su ciudad natal serán intensos, esclarecedores, difíciles y dolorosos en algunos momentos, aunque también divertidos y excitantes ya que la locura se apoderará de ellos. Al regresar a casa debe pensar que quiere hacer con su vida, a que quiere dedicarse y labrarse un futuro. El tiempo en la universidad llega a su fin y con el las fiestas y el ligoteo. Es hora de tomar decisiones y crecer. En vista de la situación por la que pasa Remi, decide alquilarle una habitación en su casa a pesar de lo que pueda suponer y provocar el hecho de vivir juntos. 

En lo que a los protagonistas se refiere tengo que decir que me han encantado en todas sus facetas. He conectado con ellos desde el minuto uno y lo más importante, he empatizado con ellos profundamente. Considero que la historia de Declan y Elizabeth es intensa porque contiene trama y acción de principio a fin, pero en cambio la de Dax y Remi, aunque contiene algo de trama también, es mucho más emocional, más íntima, más suya… y eso definitivamente es lo que ha hecho que me enamore de ellos. 

Los personajes secundarios no son excesivos pero sí esenciales para el desarrollo de la historia de nuestros protagonistas. Todos tienen un papel relevante y esclarecedor en la historia, teniendo la capacidad de modificar positiva o negativamente la relación de Remi y Dax. Para mí los más destacados son… 

Lulu: la mejor amiga y compañera de universidad de Remi. Una chica sureña muy carismática y peculiar que en los malos momentos ha supuesto un gran apoyo para su amiga. 

Spider: primo de los gemelos Blay. Es guitarrista de una exitosa banda de rock. Dax pasará el verano con él ya que le necesita por circunstancias de peso. Le encanta hacer apuestas con su primo aunque sean la mar de absurdas, aunque una apuesta será lo que conseguirá que Dax y Remi se reencuentren. Es muy carismático y algo estrafalario pero buen tipo. 

Hartford: el prometido a la fuga de Remi, perteneciente a la fraternidad Omega nunca ha visto con buenos ojos a Dax, su rival al ser un Tau. Es una persona bastante estirada, discreto, moderado y reservado. Su estampida le va a salir muy cara. A pesar de todo no me cae nada bien por cobarde y traidor. 

Malcolm: hermano de Remi, un chico especial que se ha ganado mi corazón. Es muy ocurrente, cariñoso con su hermana y muy observador. 

Me ha encantado volver a saber de Declan y Elizabeth, protagonistas de “El inglés”, ver cómo va evolucionando su relación y lo cerca que están de Dax para asesorarlo en todos los ámbitos. 

La pluma de la autora es fresca, fluida y muy dramática, haciendo que la novela sea amena y se lea con rapidez, tanto por como se va desarrollando la historia como por la conexión con los protagonistas y la manera de plasmar ese toque de dramatismo y tensión tan necesarios para engancharte, algo que consigue que no pueda despegarte de sus páginas hasta que termina su lectura. Los diálogos están muy bien estructurados al igual que la narración que en su conjunto forman una línea constante con excelente giros argumentales. 

El planteamiento, el nudo y el desenlace están muy bien hilados. A lo largo del nudo de la narración nuestros protagonistas tienen recuerdos del pasado en forma de flashbacks y el desenlace se desarrolla de una manera fantástica dejando un final completamente cerrado. 

Quiero aclarar que las historia de los hermanos Blay son completamente independientes y que no hay necesidad de leerlos por orden. A su vez quiero puntualizar que esta no es una versión moderna de Romeo y Julieta, simplemente es que se hace mención sobre esta pareja en un par de momentos puntuales bastante destacables. 

Las escenas de pasión no son excesivas y están descritas de manera ardiente, sensual y muy carnal. Al ser dos polos completamente opuestos sus encuentros son de alto voltaje por la tracción casi animal que desatan el uno en el otro. En este aspecto los dos hermanos británicos son todavía más idénticos.

La historia está narrada en primera persona por Dax y Remi, en algunos momentos de forma correlativa y en otros aleatoriamente. Es increíble lo importante que es para mí conocer la perspectiva de ambos protagonistas ya que, como lectora, siempre consigue que empatice y conecte más con ellos. También he de decir que me ha pasado todo lo contrario en otras ocasiones pero, os aseguro, que este no es ni mucho menos el caso. 

El libro consta de 296 páginas, divididas en 27 capítulos de extensión media y un prólogo. Los capítulos van encabezados con el número correspondiente y el nombre del protagonista que lo narra. 

He disfrutado muchísimo de esta novela y de las emociones que ha despertado en mí, aunque algunas que otras cosas me resultaran predecibles, eso no ha evitado que me haya emocionado, haya reído, me haya enfadado y frustrado en más de una ocasión. He admirado la determinación para evolucionar y madurar de ambos protagonistas, el amor por la familia, el hecho de retroalimentarse de cosas tan sencillas para disfrutar y empaparse del momento como puede ser una libélula, dos gomas del pelo, un brazalete, una canción compartida, un estudio de tatuajes poco convencional, un fraile un tanto carismático, dos tatuajes simbólicos, un trato en una servilleta de papel, un paseo bajo la lluvia, una botella de tequila compartida, unos votos descabellados en un momento de locura transitoria, un abrazo necesitado y bien recibido, el perdón auténtico… al igual que he padecido por negarse segundas oportunidades por miedo, baja autoestima, desconfianza, equivocaciones, por sentirse perdidos, por ser una más de una larga lista, por temer ser abandonados o no ser lo suficientemente buenos para la persona que nos importa, por no saber gestionar los sentimientos, por no querer volver a sufrir. La autora nos hace ver y entender que no todo el mundo sobrelleva una pérdida de igual forma ya que hay gente que necesita tener el control de su vida tras dicha pérdida para evitar situaciones similares, de estar centrada en otras cosas para que duela menos. En otros casos hay gente que prefiere no vincularse emocionalmente con nadie y crear un muro alrededor de su corazón y poner un letrero luminoso en el que ponga “Prohibido el paso”, ya que si no hay sentimientos no hay sufrimiento tampoco, no hay abandono o más perdidas. Me he reído mucho con la poca tolerancia que tiene Remi con el tequila, con lo protector y petulante que es Dax, con el pacto, con el pato argentino, con lo indiscreto que es Malcolm a veces y lo adorable que me parece, con la macarra de Lulu que es como el doberman de Remi, con las apuestas de Spider, con los desafíos de Remi hacia Dax y viceversa, con la costumbre que tiene Remi de comparar a personas con aves… 


El otro inglés” es una novela con la que disfrutas y vibras de principio a fin. Dos personas que han sufrido cada uno a su manera y que consiguen estando juntos que las cicatrices duelan menos, calmando su alma y espíritu y llenando su corazón de sentimientos encontrados y aceptados sin miedos ni inquietudes, solo con unas ganas enormes de ser libres y dejarse mecer por el destino. Os recomiendo su lectura sin duda alguna. 

Los libros de Ilsa Madden Mills han aparecido periódicamente en las listas de novelas más vendidas de The Wall Street Journal, de The New York Times y de USA Today. Le gusta que sus heroínas sean fuertes y sus héroes, hombres poderosos y atractivos que muchas veces solo merecen un buen bofetón. Es conocida por sus melodramáticos y divertidos romances del género New Adult que transcurren en el ámbito universitario. Cómo exprofesora de inglés y bibliotecaria de un instituto, adora todo lo relativo a Orgullo y prejuicio, y el señor Darcy es su protagonista ideal. Ama los unicornios, el café con espuma y las Crónicas vampíricas, así como cualquier libro en el que las mujeres manejen la espada. En 2018 publicamos su primera novela, El inglés, que fue un enorme éxito de crítica y ventas.


    





¡Pues hasta aquí la entrada de hoy!
Espero que os haya gustado y si es así, por favor, comentadla y seguid al Desván...
¡Que siempre se agradece!




2 comentarios:

  1. Hola holaaaaa!!! buenos días , me encantan tus reseñas.
    Tiene buena pinta segun cuentas. Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te haya gustado pero lo voy a dejar pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar

UN BLOG SE ALIMENTA DE COMENTARIOS, NO TE VAYAS SIN DEJAR EL TUYO, PROMETO DEVOLVERLO EN CUANTO PUEDA. MUCHAS GRACIAS! BESOS MALLORQUINES!!