El Desván colabora con...

miércoles, 27 de febrero de 2019

Mi opinión nº208 "Salvada" (Saga Los Verdugos de Hades 2) de Tillie Cole.

Autora: Tillie Cole
Editorial: Principal de los Libros
Saga: Los Verdugos de Hades 2
Sello: Chic
ISBN: 978-84-08-19155-1
Género: Erótico/Contemporáneo
Número de páginas: 350
Solo su amor podrá salvarla… Delilah, separada de la Orden, teme estar atrapada en el pecaminoso mundo de los Verdugos de Hades para siempre, pero, cuando conoce a Kyler, se plantea si el atractivo y salvaje motero puede ofrecerle algo que creía imposible: amor incondicional. Pero el pasado siempre vuelve, y Lilah y Ky tendrán que luchar por permanecer juntos pase lo que pase. La esperadísima segunda entrega de la saga de Los Verdugos de Hades.



¡Buenos días mis delicias! ¿Cómo llevamos el miércoles? En mi caso encantada por que os traigo mi opinión sobre una de mis últimas lecturas y se trata de “Salvada”, la segunda entrega de la saga de “Los verdugos de Hades” de Tillie Cole. Quiero aprovechar para agradecer el envío del ejemplar para su lectura a Chic, sello romántico de Principal de los Libros. ¡Muchas gracias! y sin más demora… ¡vamos allá!. 

¡ATENCIÓN PUEDE CONTENER SPOILERS! 

Cuando los Verdugos de Hades, encabezados por Styx irrumpen a la fuerza en la comuna de la Orden para salvar a Mae, también acaban llevándose a Delilah y Maddie que al igual que su hermana estaban cautivas. Pero a diferencia de Mae que es consciente de las aberraciones que allí se realizan… El caso de Delilah es completamente diferente. Ella considera que ha sido arrebatada del lado de su comunidad, de su familia, de la única vida que conoce desde que tenía seis años y, ahora, recluida por su seguridad en el club de los Verdugos, el cual considera un antro de pecado y de perversión manejado por los hijos del diablo, no sabe gestionar su situación y no se lo pondrá nada fácil a los moteros con su actitud. El presidente tomará cartas en el asunto y encomendará a Ky, el más descarriado de todos, la misión de protegerla y darle a conocer su mundo. A su vez la Orden resurgirá de sus cenizas con más fuerza que nunca, con un nuevo Profeta y una ingente cantidad de fieles. 

¡Y hasta aquí puedo contar!, así que voy a dar comienzo con la opinión como siempre hago. Os hablaré de los protagonistas, personajes secundarios, pluma de la autora, mis impresiones y lo que creo que podéis encontrar en esta novela. 

Nuestros protagonistas son Lilah (Delilah) y Ky (Kyler). 

Lilah: fue apartada de su familia a la temprana edad de seis años por la Orden, fieles creyentes de Dios y de Su profeta David. Con esa edad ya era evidente su belleza por ello fue recluida junto a otras niñas también muy bellas denominadas las “Malditas”, las hijas de Eva, del pecado, engendradas por el demonio. Siempre le inculcaron que era una tentación para los hombres, que con su hermosura los embrujaba, los tentaba y los hacía desviarse del camino del Señor, así que sólo había una manera de expulsar el mal de su interior y de ello se encargaban los Ancianos… Es una acérrima y devota creyente de la Orden, obediente, sumisa, respetuosa, ora constantemente y su mayor deseo es que acaben con su maldición y poder ser salvada para ascender al reino de los cielos. Cuando son rescatadas, a pesar de sus creencias, la primera cara que ve cuando sale de la celda en la que se encuentra recluida es la de Ky, un apuesto joven de ojos azules y pelo rubio que consigue perturbarla. Al estar fuera de su zona de confort no le pone las cosas fáciles a nadie, ya que espera que vuelvan a rescatarla. Ese mundo de perversión y muerte la pondrán al límite por sus miedos e inseguridades, aparte de el recelo y la desconfianza que les tiene a todos. En vista de dicho comportamiento el Presidente pondrá a Lilah a cargo de Ky para que le muestre el mundo más allá de las verjas en la que estaba confinada, y que ella consideraba un hogar. 

Ky: un chico que se ha criado entre aceite y cuero en un club de moteros llamado los Verdugos de Hades. La manera de criarlo no fue la más convencional ya que lo hizo su padre, el Vicepresidente del club y le inculcó ideas erróneas que al final ha acabado llevando a la práctica hasta el presente. Ahora él es el Vicepresidente del club y lleva una vida que le encanta. Se aprovecha de su físico para disponer de todas las mujeres que desea, el sexo es su combustible y lo practica a todas horas siempre y cuando se haya hecho cargo de sus responsabilidades como Vicepresidente. Cuando liberan a Lilah, queda totalmente prendado por su belleza y, a pesar de lo desequilibrada que está, no puede evitar sentir atracción por ella. Pero está cerrada a cal y canto y lo mira como si fuese el mismísimo Satanás. Styx, el presidente del club, su amigo y hermano la pondrá bajo su cuidado a pesar de su renuencia a hacerlo. A partir de ahí su vida va a ser una auténtica prueba de fuego para su libido y una gran odisea para su cordura con semejante mujer. Es un hombre sexy, bromista, fiel al club, sin escrúpulos, pasional, intenso, vengativo y muy visceral. Es el diablo con cara de ángel y una auténtica tentación incluso para Lilah, que le teme y desea a partes iguales, aunque el sentimiento es mutuo. 

Los personajes principales no pueden ser más dispares y eso me encanta. Tienen arrojo y valor cada uno a su manera y son muy intensos, algo que considero esencial en este tipo de historias, el un alma perdida y ella una devota consagrada, un auténtico cóctel de atracción y rechazo. La autora ha conseguido plasmarlos a la perfección con sus puntos fuertes y puntos débiles, haciendo que empatices y conectes con ellos desde el principio. 

Los personajes secundarios son abundantes y muy relevantes en el desarrollo de la historia, formando parte directa de la misma tanto en la trama como en la relación tan peculiar que mantienen los protagonistas, y ya no solo me refiero a los miembros del club, si no también a los de la Orden. Hay algunos que en la primera entrega eran secundarios y me refiero a los antagonistas que, en esta historia, se convierten en protagonistas que darán un giro bastante considerable ha dicha historia. De todos ellos sólo voy a destacar a uno y es a Flame del que espero conocer pronto su historia por lo intenso y radical que es. A los demás en general me gustaría que los conocierais leyendo la novela, os aseguro que no os vais a arrepentir. 

La pluma de la autora es coloquial, sencilla, directa y descarnada. Sabe adquirir cualquiera de los dos roles de manera magistral es decir, narrando a los Verdugos con un lenguaje crudo e incluso soez y a los miembros de la Orden que hablan de una manera arcaica y religiosamente culta. 

Los diálogos son cuantiosos, algo que adoro, y la narración es fluida, con una línea argumental muy bien definida y unos increíbles giros argumentales que te dejan completamente descolocada y con la intriga de saber que va a suceder a continuación. La historia contiene mucha trama y acción un aliciente más para la novela, para crear más expectación e intriga. El planteamiento, el nudo y el desenlace está muy bien hilados y estructurados. Durante el nudo de la historia la autora nos muestra recuerdos de los protagonistas y antagonistas en forma de flashbacks que se entremezclan y son muy interesantes y esclarecedores. El final está completamente cerrado en lo que se refiere a la historia de nuestros protagonistas, pero sí es verdad que la autora deja abierta de par en par una puerta hacia la que será la próxima novela. 

Las escenas de pasión están descritas de dos maneras diferentes: el sexo con amor o atracción y el sexo por obligación. Creo que para la autora no ha debido ser para nada fácil tener que describir las del segundo grupo por su crudeza y malicia, pero cuando hay sentimientos de por medio como en el primer grupo… Están descritas con mucha pasión y veneración, con entrega y confianza al saber que es con alguien en quien confías y por el que albergas sentimientos. 

He admirado lo mucho que se ha documentado la autora tanto en el mundo de los clubs moteros como en las comunidades de fanáticos religiosos, la religión en sí por la cantidad de versículos que enumera y todo lo referente a bandas y carteles. 

La historia está narrada en primera persona por Lilah, Ky y el antagonista. La verdad es que conocer la perspectiva, ya no solo de los protagonistas, sino también la de los antagonistas es un auténtico plus para que la novela sea más interesante y atrayente si cabe. 

El libro consta de 350 páginas, divididas en 23 capítulos de extensión media/corta. Al principio de la novela nos encontramos con algo muy necesario para entender los conceptos, rangos, etcétera… Y es un glosario que contiene la terminología de la Orden religiosa y también la terminología de los Verdugos junto a su estructura organizativa en cuestión de posiciones y rangos. La novela también contiene un prólogo que es la entradilla de un capítulo muy destacable que tiene que ver con la protagonista, que consigue estremecerte y por último un epílogo narrado por un protagonista y un antagonista. 

La lectura de esta novela ha sido igual de adictiva que de perturbadora, me ha despertado tal cúmulo de sensaciones y reacciones que en ocasiones tenía que parar de leer para tomar aire y cerrar los ojos unos segundos ya que la imaginación nos puede jugar malas pasadas. En muchas ocasiones he sufrido por Lilah, pero también por Mae y Maddie, al ser consideradas las tres Malditas, todo lo que les hacían… Lo que es capaz de hacerse una persona a sí misma por salvar su alma, lo perturbada que se puede volver la gente sin ningún tipo de medida ni límite, cómo consiguen lavarle la mente a las personas y que lleguen a creerse que son hijas del diablo, el mal reencarnado hasta tal punto de desequilibrarlas por completo. También me ha tenido muy enganchada las guerras que los Verdugos mantienen con otras bandas, el tráfico de armas, de drogas, la implicación política tan corrupta… Y me he emocionado con cada nueva cosa que Lilah aprendía del mundo exterior cualquier descubrimiento que la hacía dudar sobre todo lo que le hicieron creer en la comuna, el saber que puede ser amada por quien es, independientemente del exterior, que hay gente que te cuida y te salva si es necesario y sobre todo te protegen y te tratan como a un igual. 

“Salvada” es una novela muy dura y perturbadora a la par que intensa y llena de esperanza. Contiene amor, drama, perdón, redención, acción e intriga. Es la historia de un hombre y de una mujer que están destinados a entenderse, a aceptarse, para conseguir encontrar su camino, suyo y de nadie más. Es una novela que se lee con rapidez ya que engancha de una manera descomunal con todos los temas que se viven en ella y que te dejan sin aliento y con un regusto agridulce, a pesar de que la esperanza siempre está presente. Como bien os he comentado, a mí en particular, me ha apasionado su lectura y os recomiendo que le deis una oportunidad porque verdaderamente merece la pena. Ya la considero una de mis lecturas Top de este año. 

Tillie Cole es una escritora británica de madre inglesa y padre escocés. Creció en una granja, pero, tan pronto como pudo, abandonó el campo por las brillantes luces de la gran ciudad. Después de graduarse en Religión en la Universidad de Newcastle, siguió a su marido, un jugador profesional de rugby, por todo el mundo durante diez años. Mientras trabajaba como profesora en varios institutos, empezó a escribir su primera novela. Pasa la mayor parte del tiempo entre libros, escribiendo y cuidando de su hijo.



      





¡Pues hasta aquí la opinión de hoy!
Espero que os haya gustado y si es así, por favor, comentadla y seguid al Desván...
¡Que siempre se agradece!




1 comentario:

UN BLOG SE ALIMENTA DE COMENTARIOS, NO TE VAYAS SIN DEJAR EL TUYO, PROMETO DEVOLVERLO EN CUANTO PUEDA. MUCHAS GRACIAS! BESOS MALLORQUINES!!